Publicado: 15.09.2015 13:29 |Actualizado: 17.09.2015 20:05

Denuncian el "espectacular repunte" de matrículas en la asignatura de Religión al ser "materia evaluable"

CCOO señala que los alumnos de bachillerato prefieren elegir esta asignatura, antes que otras como Anatomía, Francés o Dibujo Técnico, más difíciles de aprobar.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

La Federación de Enseñanza de CCOO ha denunciado hoy el "repunte espectacular" del número de alumnos de primero de Bachillerato que se han matriculado este curso en la asignatura de Religión que, como consecuencia del cambio de estatus en la Lomce, pasa a ser una materia evaluable.

Así lo ha destacado hoy el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Francisco García Suárez, que ha puesto el ejemplo de la Comunidad de Madrid donde, según ha asegurado, se ha constatado un aumento del 150 por cien en el número de matriculaciones de la asignatura de religión en el primer curso de Bachillerato.

Para el representante de CCOO se trata de un dato importante, ya que la tendencia hasta ahora era la disminución, año a año, del número de alumnos que elegía esta materia en el Bachillerato, pero al convertirse en una asignatura que cuenta para la nota, los alumnos la prefieren a otras como Anatomía, Francés o Dibujo Técnico.



Así, ha advertido de que se puede dar el caso de que un alumno termine el Bachillerato sin saber nada de la Ilustración, "pero conociendo el misterio de la Santísima Trinidad". "Que una asignatura como Religión gane peso como consecuencia de esta reforma educativa y haya un repunte significativo del número de alumnos, pone de manifiesto que la Lomce es una ley muy ideológica", ha afirmado.

En este sentido, el responsable del Gabinete de Estudios de CCOO, Miguel Recio, ha subrayado que este repunte del número de alumnos que optan por la asignatura de Religión no se debe a un cambio repentino de la ideología y creencias de las familias, sino a que esta materia cuenta para la nota media.

Suárez se ha referido también al "estrepitoso fracaso" de la Formación Profesional Básica (FP Básica), que ha supuesto "la crónica de una muerte anunciada" ya que, de los 85.600 alumnos que se esperaba que se matricularan en el primer curso, finalmente sólo lo han hecho 59.346. Además, ha indicado que de cara al curso 2015-2016 el Gobierno había previsto que pasaran de primero a segundo de FP Básica el 85 por ciento de los matriculados, mientras que los datos con los que cuenta el sindicato ponen de manifiesto que sólo lo hará el 50 por ciento.

"Este repunte del número de alumnos que optan por la asignatura de Religión no se debe a un cambio repentino de la ideología y creencias de las familias, sino a que esta materia cuenta para la nota"

Esto se debe -ha explicado- a la falta de confianza de los alumnos y familias en esta etapa educativa e implica que España deberá devolver los anticipos del Fondo Social Europeo (FSE) no justificados. CCOO ha analizado la evolución de la Educación a lo largo de la crisis y ha lamentado que entre el curso 2009-2010 y el pasado 2014-2015 el número de alumnos en los centros públicos ha aumentado un 17,68 por ciento hasta llegar al 1.036.489 estudiantes, mientras que la cantidad de docentes ha descendido un 5,9 por ciento hasta los 29.931.

Mientras, los centros privados han visto aumentar el número de alumnos en un 5,1 por ciento, pero también ha crecido el personal docente, en este caso un 6,4 por ciento. Además, ha explicado que los presupuestos de Educación para 2016 implican un aumento del 9,3 por ciento, 211 millones de euros más que irán -en opinión del sindicato- a la implantación de la Lomce y que proceden del FSE.

Sin embargo, ha apuntado, durante los cuatro años del Gobierno del PP, los presupuestos del Ministerio de Educación han sufrido una reducción global de más de 3.000 millones de euros. Ha alertado también de que el Gobierno se ha comprometido con Bruselas a reducir la inversión en Educación a un 3,7 por ciento del PIB de cara a 2018, lo que supondría "retroceder a los años 80".