Público
Público

Denuncian el "rancio olor machista" de dos hermandades gaditanas tras prescindir de las mujeres costaleras para la Semana Santa

Los capataces de las hermandades La Borriquita y La Soledad de El Puerto de Santa María han decidido poner fin a las cuadrillas mixtas. "Es como si nos hubieran arrancado un trocito de nosotras", denuncia una de las afectadas.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Costaleras ensayan para sacar un paso religioso durante la Semana Santa.

Dos hermandades de El Puerto de Santa María han decidido prescindir de mujeres en sus cuadrillas de costaleros, lo que ha llevado a algunas de ellas a criticar que "el rancio olor machista" haya vuelto a estas instituciones religiosas. Sin ofrecer ningún motivo, los capataces de ambas hermandades han expulsado a las mujeres por el simple hecho de eso, de ser mujer.

La denuncia la ha realizado una de las afectadas en su perfil de Facebook. Maika Anelo, era hermana de las hermandades de La Borriquita y La Soledad de El Puerto de Santa María, con las que salía como costalera desde hace once años. "La cruda realidad nos recuerda la más antigua y extinguida (porque se asegura que es así) idiosincrasia de las hermandades y cofradías, ese rancio olor machista que abanderamos hoy en día estar obsoleto en nuestra sociedad", lamenta.

Ambas hermandades han comunicado su decisión de no contar con cuadrillas mixtas este año. Este año las dos hermandades han cambiado los capataces que dirigen las cuadrillas y los dos nuevos cargos han decidido que sus agrupaciones no sean mixtas. "Quieren que las cuadrillas sean solo de hombres o solo de mujeres y las juntas de gobierno de las dos hermandades les han apoyado", señala Maika.

Por eso, Maika Anelo, junto a una su compañera Andrea de la Flor, han decidido levantar la voz contra la decisión que les impedirá salir este año como costaleras en ambas hermandades. "Es como si nos hubieran arrancado un trocito de nosotras mismas", ha explicado a varios medios Maika Anelo.

Asegura que desde hace once años han formado parte de las cuadrillas mixtas de costaleros de las hermandades "sin ningún problema, como uno más, superintegradas". 

"Les daré mi más sincera enhorabuena a todos estos hermanos que no volverán a tener que pasar por la molesta situación de compartir trabajadera con una compañera"

Con ironía Maika agradece en Facebook "a todas estas personas que han aportado su granito de arena para que este año sea un año marcado en negro para la mujer costalera, agradecer el apoyo a los criterios de aquellos capataces que rechazan la comunión costalera entre hombres y mujeres, que creen impensable el trabajo unidos de hermanos sin distinción de género".

"Hoy, les daré mi más sincera enhorabuena a todos estos hermanos que no volverán a tener que pasar por la molesta situación de compartir trabajadera con una compañera", incide.

Así expresaban su indignación en este vídeo publicado en el canal de Youtube de 'El Diario de Cádiz': 

¿Y cuál es la explicación de los responsables de estas cofradías? Pues el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de El Puerto de Santa María, José Manuel Castilla, ha indicado a Efe que los capataces y las hermandades son "soberanas" para tomar este tipo de decisiones, sobre las que ha rechazado opinar.

Maika Anelo y Andrea de la Flor señalan que, de momento, son las únicas mujeres costaleras de ambas hermandades que han querido criticar públicamente la decisión, mientras que el resto permanece hasta ahora "al margen" de esta polémica, a la que se suma el detalle de que una mujer es la hermana mayor de la hermandad de La Soledad.