Publicado: 19.08.2015 11:23 |Actualizado: 19.08.2015 11:23

"El derrumbe fue impresionante, tuvimos que salir con lo puesto"

Las obras de demolición del edificio semiderrumbado en el distrito madrileño de Tetuán se han reanudado este miércoles. 43 vecinos afectados permanecen realojados.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La Policía Municipal acordona la zona junto al número 1 de la calle Amalia, en el madrileño distrito de Tetuán./ EFE

La Policía Municipal acordona la zona junto al número 1 de la calle Amalia, en el madrileño distrito de Tetuán./ EFE

MADRID.- Inquilinos del edificio situado en la confluencia de las calles Bravo Murillo y Amalia, en el distrito de Tetuán de Madrid, han explicado que el derrumbe de parte del edificio que se produjo en la tarde de este martes fue "impresionante".

Sara Rodríguez, vecina del inmueble de la escalera C, la parte que por ahora no se ha derrumbado —como sí ha ocurrido ya con la A y en parte de la B—, cuenta, tras pasar la noche en casa de una amiga, que no sabe como está su casa. Salió de su casa de alquiler "con lo puesto" y, como no le dan autorización para entrar, no sabe cómo están sus cosas. Por ello, su deseo es entrar a su casa a recuperar sus pertenencias.

Según explica esta vecina, la mayoría de los inquilinos son filipinos, aunque también hay ecuatorianos y dominicanos en el inmueble.



Antonio Martín, dueño de una tienda ubicada en la calle Bravo Murillo, vio cómo salían los vecinos del edificio cercano. Primero observó cómo se caía el escaparate de la tienda que ocupa el bajo de uno de los laterales y después los trabajos de bomberos y policía mientras se realizaba el derribo. Según explica Martín, los habitantes de la zona no pasaron miedo porque estaba todo controlado.

Seis operarios y maquinaria pesada han reanudado a las 09.00 horas de este miércoles las obras de demolición en el edificio semiderrumbado. Por ahora, técnicos subidos a una grúa están inspeccionando para decidir, en función de la evolución del edificio, si siguen derrumbando lo que queda de estructura o si lo mantienen.

El edificio desalojado se derrumbó parcialmente en el que es el segundo caso este mes en la capital. A causa del suceso, 43 vecinos afectados permanecen realojados y se investigan las causas del desplome, que podría deberse al mal estado de un pilar y que está creando problemas de comunicación en una de las principales vías de la ciudad.

Un carril de la calle Bravo Murillo, en dirección a la plaza de Castilla —ese lateral del edificio está completamente derribado—, está ocupado por maquinaria pesada, mientras que sí están abiertos los que se dirigen a Cuatro Caminos y Plaza de Castilla.