Publicado: 17.12.2014 14:06 |Actualizado: 17.12.2014 14:06

Desarticulada una banda que estafó por teléfono a más de 65.000 personas

La Guardia Civil ha detenido a seis personas a los que imputa delitos de estafa, falsedad, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
El jefe del Departamento de Delincuencia Tecnológica y Económica de la Guardia civil, José Antonio Berrocal. REUTERS

El jefe del Departamento de Delincuencia Tecnológica y Económica de la Guardia civil, José Antonio Berrocal. REUTERS

MADRID.- La Guardia Civil detuvo en Barcelona a seis personas e imputó a otras tres por cometer estafas a usuarios de telefonía mediante líneas telefónicas de tarificación adicional, según ha comunicado la Guardia Civil en un comunicado este miércoles.

La operación, llamada Scamcall, se puso en marcha después de la denuncia interpuesta por un usuario ante la Guardia Civil de Burgos, y tras las investigaciones llevadas a cabo se descubrió un grupo delictivo que realizaba estafas por toda España.



A los sospechosos se les imputa los delitos de estafa, falsedad, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal.

La red, que utilizaba 21 líneas telefónicas con el prefijo 905, generó unos ingresos superiores a 114.000 euros y estafó a cerca de 65.000 personas en todo el territorio español, cerca de 1,7 euros por usuario.

Las víctimas recibían una llamada telefónica corta, sin que les diera tiempo a contestar, y al devolver la llamada les saltaba una voz automatizada informándoles de la entrega de un paquete postal para el que tenían que llamar a un 905, desconociendo que se trataba de una línea de tarificación adicional.