Publicado: 27.01.2016 11:24 |Actualizado: 27.01.2016 13:42

Suspendido el juicio por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León al desaparecer un abogado

El abogado de la encausada Raquel Gago, Fermín Guerrero, tiene el teléfono móvil inactivo desde el martes a las 17.00 horas. La Policía Nacional ha entrado en el piso del letrado pero no ha encontrado pistas de su paradero y se centra en buscar su vehículo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La Policia Nacional, Raquel Gago, y Monserrat González, autora confesa del crimen, durante la declaración de la tercera acusada Triana Martínez, en la segunda jornada del juicio que se celebra en la Audiencia Nacional de León. EFE/J. Casares

La Policía Nacional, Raquel Gago junto a su abogado Fermín Guerrero en la Audiencia Nacional de León. EFE/J. Casares

LEÓN.-Fermín Guerrero, el abogado de Raquel Gago -una de las acusadas en el juicio por la muerte de la expresidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco- permanece en paradero desconocido desde las 17.00 horas del pasado martes. 

La vista oral de este miércoles debería haber comenzado a las 9.00 horas, pero después de la incomparecencia del abogado de Gago, el juez ha decidido en un primer momento retrasar la sesión, para posteriormente suspenderla definitivamente.



El letrado de Gago tiene el teléfono móvil inactivo desde las 17.00 horas del martes. La Policía no ha encontrado al abogado Guerrero en la vivienda que había alquilado en León durante la celebración del juicio por el crimen de Isabel Carrasco y trata ahora de localizar su vehículo, según han informado fuentes policiales.

El proceso judicial seguirá lo establecido en la ley, que fija que no puede alargar la espera más de cuatro días, y si al quinto no apareciera Fermín Guerrero, se tendría que disolver el jurado y repetir el juicio desde el principio con unos nuevos.

Un familiar avisó de la desaparición del letrado

Un familiar alertó de la desaparición del abogado, pocos después de las 05.00 de esta madrugada por lo que se activó un dispositivo de búsqueda que por el momento no ha dado resultado. La alerta por su desaparición se activó después de que su familia llevase horas tratando de localizarlo sin conseguirlo.

En la sesión de este miércoles estaban citados a declarar diez testigos, todos relacionados con el entorno de Raquel Gago, entre ellos sus hermanos Beatriz y Carlos. También su amiga Leticia González Castro, que fue quien se sentó en el asiento de detrás del coche de Raquel el mismo día del asesinato de Isabel Carrasco y afirma que no vio ningún el bolso que contenía el arma utilizada para matar a Isabel Carrasco