Público
Público

Violencia de género Despedidas dos de las trabajadoras que atienden el teléfono 016 contra la violencia machista

Las trabajadoras denuncian las irregularidades en la contratación del servicio, piden al ministerio y a las empresas que suspendan el proceso de traspaso hasta que no se clarifique, y resaltan el peligro de desmantelamiento de este recurso clave de atención a mujeres maltratadas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Telefono maltrato 016

Dos de las trabajadoras que atienden el servicio 016 de información y asesoramiento a las víctimas de violencia machista han recibido ya la notificación de despido. Será efectivo el próximo día 12 de junio, fecha hasta la que se había ampliado el contrato de estas profesionales después de que la empresa que se adjudicó el servicio, Atenzia, no lo asumiera el pasado 1 de junio. Las dos trabajadoras a las que se les comunicó el despido, son las únicas que tienen contratos en por obra y que no están contratadas como fijas en Arvato, la empresa que lleva gestionando este recurso desde hace once años, pero que no se presentó a la última convocatoria de licitación.

Las trabajadoras del 016 están viviendo un auténtico calvario en la última semana y denuncian que la continuidad de este servicio clave de atención ciudadana está en peligro. Afirman que "la tensión a la que estamos siendo sometidas, nos obliga a llevar a cabo nuestras funciones en el servicio 016 en una condiciones de tensión extrema", lo que "está poniendo en grave riesgo nuestro trabajo de información y asesoramiento a las víctimas de violencia de género y a su entorno". 

Pero más allá de la tensión que sufren por su situación laboral, lo que denuncian es el desmantelamiento de un servicio fundamental que llevan prestando desde 2007 y que da asesoramiento legal y especializado a las mujeres víctimas de violencia machista y a su entorno. "Esto no es un call center como otro cualquiera en el que se cogen llamadas, es un servicio especializado que asesora legalmente a miles de mujeres en condiciones de vulnerabilidad", comenta una de las trabajadoras a Público

El origen de este problema comienza el pasado mes de abril. Entonces, la empresa de teleasistencia, Atenzia, ganó el concurso para gestionar el 016, al ser la única empresa en presentarse al pliego de condiciones hecho público por el ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad. La empresa que hasta entonces había gestionado este servicio, Arvato Qualytel, decidió no concursar, al entender que con las condiciones económicas (no se había incrementado el presupuesto en los últimos años) no podía seguir cumpliendo este cometido.

El pasado 1 de junio, cuando estaba estipulado que la nueva empresa asumiera la gestión del servicio, Atenzia afirmó que no estaba en condiciones de mantener todos los puestos de trabajo, ni de garantizar que éstos fueran a jornada completa. Adujo, además, que no había recibido del ministerio, ni de Arvato "la documentación necesaria e imprescindible para la prestación del servicio". De hecho Atenzia no se había reunido aún con las trabajadoras. Lo hizo este martes, para confirmar que no está dispuesta a subrogar el contrato de las trabajadoras, tal como exige el pliego de condiciones, ni a asumir los derechos laborales de las trabajadoras que prestan este servicio. Lo que ofrecen a las trabajadoras es un nuevo contrato en prestación de servicios (no uno fijo como el que tienen ahora 21 de las 23 trabajadoras), ni reconocer sus derechos laborales, incluida su antigüedad.

Según el relato de las trabajadoras, Atenzia no garantiza la contratación de todas las trabajadoras del 016, sino que hará entrevistas personales para ver capacidades y decidir a quiénes contrata y en qué condiciones. Lo que sí han explicado Atienza a las trabajadoras es que pedirán la extinción del contrato de las que estén contratadas por obra, así como el despido objetivo de las otras 21 que tienen contrato indefinido.

El anuncio de despido de las dos trabajadoras con contratos por obra, se ha producido este martes y tiene fecha del 12 de junio. El anuncio de despido de las trabajadoras con contratos indefinidos no se ha llevado a cabo. De hecho, las trabajadoras afirman que Arvato les ha garantizado que las puede recolocar en otros servicios de la compañía. Una portavoz de las trabajadoras afirma que esto va más allá de los puestos de trabajo y de las condiciones laborales. "Las trabajadoras del 016 estamos formadas y llevamos muchos años prestando este asesoramiento. No pensamos que otras puedan ser formadas, pero el problema es cuándo. No hay tiempo para formar a personal para que pueda mantener este servicio con la necesaria calidad y eficacia. Estamos hablando de un servicio que salva vidas", afirma.

Suspensión del contrato

Las irregularidades de este caso no acaban aquí. El pasado 1 de junio, día en el que Atenzia debía haber asumido el control del 016, Rebeca Palomo, Subdirectora General de Coordinación Interinstitucional para la violencia de género del ministerio de Igualdad, reconoció a las trabajadoras que el Secretario de Estado de servicios sociales e igualdad (Mario Garcés), no había firmado aún el contrato de la nueva empresa. Este extremo también fue confirmado a las trabajadoras por la responsable de recursos humanos de la propia Atencia, Isabel Bonilla. 

Según explican las trabajadoras en una carta enviada al ministerio este martes, la resolución del propio pliego de licitación, publicado el 23 de abril, señalaba un plazo de 15 días para formalizar el contrato, por lo que el contrato debía haber sido firmado el pasado 16 de mayo. Por esto las trabajadoras concluyen que "el contrato ya no se puede firmar".  Debido a esta irregularidad entienden también que Atenzia está "ejecutando ese contrato por la vía de hecho, sin cobertura legal, puesto que ya no puede ser formalizado". 

Por eso este martes exigieron formalmente a las empresas Aevato y Atenzia la suspensión del proceso, tal como ya habían hecho el pasado 3 de junio en una carta al secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, "al constatar indicios fundados de irregularidades manifiestas en el mismo".

"Dado los graves hechos expuestos, esperamos que Atenzia suspensa su actuación en este proceso hasta la aclaración de todas la cuestiones legales relacionadas con el mismo", reclaman las trabajadoras en su escrito.

El ministerio que dirige Dolors Montserrat se ha limitado a afirmar en un comunicado que "estamos ante un proceso de sucesión normal" entre dos empresas y recordó que "contrato de servicios expone que la empresa que resulte adjudicataria subrogará a los efectivos que integran la plantilla del servicio del contratista saliente en la forma y con las condiciones existentes en el momento de la adjudicación en los términos previstos en la legislación aplicable". Es decir, "prima el mantenimiento de los efectivos actuales teniendo en cuenta sus conocimientos, experiencia y profesionalidad". Cosa que no está sucediendo. 

El sindicato Comisiones Obreras ha pedido a la recién nombrada ministra de Igualdad, Carmen Calvo, que tome cartas en el futuro del servicio 016. Afirman que esta "situación inadmisible" es consecuencia de la "pésima gestión del concurso por parte de la Secretaría de Estado de Asuntos Sociales e Igualdad, que ya tuvo que retrasar su convocatoria por incluir la prestación de servicios que no estaban relacionados con la violencia de género".

CCOO afirma que los recortes en la dotación de recursos para la lucha contra la violencia machista "han convertido al servicio del 016 en una 'patata caliente' por la que ninguna empresa del sector del Contact Center está dispuesta a pujar. Ahora Atenzia, la una única empresa concursante y que se dedica a la multiasistencia, no quiere firmar el contrato público de adjudicación del servicio. Nadie sabe qué va a ocurrir a partir del día 13, si el teléfono quedará desatendido o si el servicio se prestará con nuevo personal, falto de experiencia y formación".

El sindicato exige que el nuevo Gobierno y su nueva responsable de Igualdad de género tomen una decisión urgente "que de ninguna manera puede pasar por suspender el servicio y dejar desatendidas a las miles de mujeres que lo utilizan para denunciar a sus maltratadores o para pedir ayuda cuando se sienten en peligro".

Una petición puesta en marcha por la trabajadoras del 016 en la plataforma Change.org, ha recolectado hasta el momento más de 8.000 firmas. En ella afirman que "el servicio 016 lleva once años al frente de la lucha contra la violencia de género, escuchando, informando y asesorando a las mujeres maltratadas y a su entorno. Sus 23 trabajadoras prestan esta atención confidencial las 24 horas de los 365 días del año, con una media de más de 6.000 llamadas cada mes. Es un ejemplo y un referente internacional en el que se miran otros países".