Publicado: 26.02.2016 15:51 |Actualizado: 26.02.2016 15:51

Detenida por unas horas en Francia una estudiante que enviaba fotos eróticas al ministro de Economía

La mujer, de 29 años y nacionalidad gabonesa, está enamorada de Emmanuel Macron, que  la denunció ante la Justicia por acoso. Tras someterse a un examen psiquiátrico y comprobarse que no presenta "ninguna peligrosidad particular", la mujer fue puesta en libertad con cargos

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:
El ministro francés de Economía, Emmanuel Macron. / REUTERS

El ministro francés de Economía, Emmanuel Macron. / REUTERS

PARÍS.— Una estudiante de Derecho en Francia fue detenida el jueves por acosar al ministro de Economía, Emmanuel Macron, que denunció ante la justicia que la joven, de 29 años, le enviaba mensajes y fotografías eróticas, informa el diario Midi Libre.

La policía arrestó ayer, jueves, a las afueras de Montpellier (sur de Francia) a la joven, de nacionalidad gabonesa, que durante meses supuestamente acosó al ministro, de 38 años, encargado de enderezar la economía francesa.



La detenida le enviaba desde el pasado septiembre esos mensajes a su cuenta personal de correo electrónico, hasta que el pasado 16 de febrero Macron llevó el caso ante la justicia.

Agentes de la policía judicial registraron ayer el domicilio de la supuesta agresora, confiscaron su ordenador y su teléfono móvil y la detuvieron por "reiterados mensajes malintencionados con el objetivo de perturbar la tranquilidad de otros".

"Se trataba de mensajes de carácter erótico, eran correos en los que le declaraba su pasión. También había fotos suyas, pero no entraremos en detalles", declaró una fuente judicial a Midi Libre.

La ley francesa establece que un acoso por vía electrónica puede suponer hasta un año de prisión y 15.000 euros de multa.

Los investigadores han establecido que la estudiante no presenta "ninguna peligrosidad particular" pero la justicia se vio obligada a intervenir porque "no se puede tolerar que una personalidad pública sea acosada por mensajes electrónicos, por mucho que sean de amor".

No obstante, la joven ya ha sido sometida a un examen psiquiátrico para determinar la naturaleza de su enamoramiento obsesivo. Tras comprobar que no entraña peligrosidad, la mujer fue puesta en libertad con cargos.

La ley francesa establece que un acoso por vía electrónica puede suponer hasta un año de prisión y 15.000 euros de multa.