Publicado: 14.07.2015 10:53 |Actualizado: 14.07.2015 10:53

Detenidas 22 personas implicadas en la falsificación de títulos náuticos

Los 'titulados' pagaban grandes cantidades de dinero y recibían en un sobre el título o una plantilla del examen con las respuestas correctas. Además, muchos examinadores fueron coaccionados para colaborar en el fraude. Hay 851 inculpados.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Servicio Marítimo de la Guardia Civil | Foto: EFE

Servicio Marítimo de la Guardia Civil | Foto: EFE

La Guardia Civil ha detenido a 22 personas e inculpado a 851 por falsificación de titulaciones náuticas deportivas en una operación que se inició en octubre en Cádiz y que se ha llevado a cabo en 31 provincias.

Según detalla la Benemérita en un comunicado, la operación ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cádiz bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 2.




En la denominada operación Sextante, se han intervenido documentos falsificados que habilitaban para navegar a una distancia de 150 millas náuticas manejando embarcaciones de recreo a motor de hasta 24 metros de eslora, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

La operación se inició en octubre del pasado año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que una persona relacionada con el mundo náutico y de la mar estaría proporcionando títulos como patrón de yate, de embarcación de recreo y de patrón de navegación básica, previo pago de cierta cantidad de dinero para poder tripular distintas clases de embarcaciones sin que las personas se tuvieran que examinar.

Posteriormente, los agentes pudieron determinar la existencia de un entramado en el que distintas entidades relacionadas con el mundo de la náutica, estaban lucrándose mediante la falsificación de titulaciones para que las personas que habían pagado por obtener la titulación alcanzaran su objetivo.

Asimismo, se pudo comprobar con distintas administraciones autonómicas que se estaba expidiendo gran cantidad de titulaciones, sin que, en la mayoría de los casos, los titulares de las mismas figuraran en sus bases de datos y contaran con una copia del examen realizado por ellos.

Según explica la Guardia Civil, el interesado recibía, previo pago de una elevada cantidad de dinero, un sobre cerrado con el título y la documentación correspondiente sin haberse presentado a examen. En otros casos, en los organismos figuraba el interesado como ausente o no presentado y sin embargo recibía los mismos documentos. En otras ocasiones, el interesado recibía la plantilla de examen y la hoja autocopiable con las respuestas correctas.

Examinadores coaccionados y amenazados

Por otro lado, estaban las personas que formaban parte de los supuestos tribunales examinadores, donde en la misma fecha y con una diferencia de dos horas, estas personas figuraban como parte del tribunal de dos o más provincias. Los agentes han podido constatar que algunas de las personas que componían estos tribunales habían sido coaccionadas y amenazadas por los presidentes de las federaciones para que accedieran al fraude y así poder conservar su empleo.

Cabe destacar la participación de una persona, que bajo la apariencia de una colaboración altruista con los servicios de Protección Civil de un Ayuntamiento, facturó en al menos tres ocasiones al Consistorio unos gastos de formación, derechos de examen, alquiler de local y practicas a los voluntarios de este servicio municipal, cantidades cercanas a los 9.000 euros, cuando en realidad, los supuestos exámenes se realizaron en la sede de un club deportivo de pesca, de manera gratuita, y no se abonó tasa alguna, ya que las titulaciones eran falsas.

La Guardia Civil ha comprobado que las personas que se hicieron con las titulaciones falsas han estado navegando por aguas españolas con atribuciones de capitanes de yate careciendo de los conocimientos necesarios para ello, ya que no participaron en los correspondientes cursos formativos ni superaron las pruebas que habilitan para estos fines.

En la 'operación Sextante', se han visto afectadas las consejerías de Agricultura y Pesca de las comunidades autónomas de Andalucía, Cataluña, Valencia, Murcia, País Vasco, Asturias y Galicia, así como las de las Ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, la Capitanía Marítima, la Federación Española de Motonáutica, la Federación Española de Vela y la Federación Andaluza de Vela.

Campaña de control e inspección

La Guardia Civil ha puesto en marcha una nueva campaña de control e inspección de embarcaciones deportivas y de recreo que se prolongará hasta el próximo 15 de septiembre, con la que se pretende mejorar la seguridad de los usuarios de este tipo de embarcaciones, así como la de los bañistas y personas que visitan las costas españolas en el periodo estival.

Esta campaña se llevará a cabo por parte de los Servicios Marítimos Provinciales y de las patrullas de Puertos y Costas de la Guardia Civil, en un total de 29 provincias costeras del país.

Entre las acciones que se llevarán a cabo se encuentra el control de los certificados de navegabilidad, el justificante de pago de la prima del seguro en vigor y la titulación de piloto requerida según las características de la embarcación. Asimismo, se verificará que este tipo de embarcaciones y motos acuáticas desarrollan su actividad en los espacios habilitados para ello.

Por otro lado, los agentes inspeccionarán establecimientos y negocios dedicados a esta actividad con el fin de concienciar tanto a los profesionales como a los usuarios esporádicos de este tipo de actividades.