Publicado: 06.10.2016 22:55 |Actualizado: 06.10.2016 22:55

Detenidas cuatro chicas acusadas de acosar y agredir a una escolar en Jaca

Fuentes policiales continúan con las pesquisas para determinar si las presuntas autoras difundieron imágenes grabadas con un teléfono móvil a través de grupos de Whatsapp.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Huesca.— Cuatro chicas de la localidad de Jaca (Huesca) han sido detenidas y puestas a disposición de la Fiscalía de Menores como supuestas responsables de una agresión sufrida por una escolar de 15 años que sufría acoso en su colegio (bullying) desde tiempo atrás. 

La detención de las cuatro menores, dada a conocer por el Heraldo de Aragón, se produjo hace unos quince días, tras ser denunciada la agresión por los familiares de la víctima, que fue atendida de lesiones leves que no requirieron de hospitalización.

Fuentes policiales han confirmado que los responsables de la investigación continúan con las pesquisas para determinar si las presuntas autoras de la agresión difundieron imágenes grabadas con un teléfono móvil a través de grupos de Whatsapp de las que formarían parte. Las cuatro menores detenidas, sobre las que pesa una orden de alejamiento de la víctima, son también escolares en distintos centros educativos de Jaca.



La posibilidad de que la agresión fuera grabada para su difusión fue desvelada por un familiar de la menor, quien requirió la colaboración ciudadana a través de las redes sociales para tratar de localizarla y ponerla a disposición de la fiscalía.

Dichas fuentes no han querido desvelar detalles sobre la investigación iniciada, aunque han confirmado que la localización del supuesto vídeo está sobre la mesa. La fiscalía, ante la que ya comparecieron las menores detenidas para dar su versión de los hechos denunciados, investiga un presunto delito de agresión, ocurrido en la zona deportiva de Jaca.

A consecuencia de los golpes recibidos, la menor sufrió hematomas y lesiones menores de las que fue atendida en un centro sanitario pero que no requirieron en ningún momento su hospitalización. Fuentes judiciales han recomendado prudencia a la hora de comentar estos hechos a través de las redes