Publicado: 16.03.2016 14:15 |Actualizado: 16.03.2016 18:53

El hacker que robó las fotos íntimas de Jennifer Lawrence y otras estrellas de Hollywood se declara culpable

El acusado por el caso 'CelebGate' se enfrenta a una pena de 18 meses de prisión, tras llegar a un acuerdo con la fiscalía, por los delitos de hackeo cibernético y acceso sin autorización a un ordenador protegido para obtener información.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Jennier Lawrence, Mary Elizabeth Winstead, Kate Upton y Kim Kardashian fueron algunas de las celebridades de Hollywood a las que les robaron fotos íntimas. REUTERS

Jennier Lawrence, Mary Elizabeth Winstead, Kate Upton y Kim Kardashian fueron algunas de las celebridades de Hollywood a las que les robaron fotos íntimas. REUTERS

MADRID.- Ryan Collins, de 36 años y residente en Lancaster, Pensilvania, ha llegado a un acuerdo con la fiscalía y se ha declarado culpable de los delitos de hackeo cibernético y acceso sin autorización a un ordenador protegido para obtener información, tras ser detenido acusado de filtrar en internet fotografías de la actriz estadounidense Jennifer Lawrence desnuda.

Los cargos a los que se enfrenta Collins supondrían una pena de prisión de cinco años, pero, tras el acuerdo alcanzado entre las partes, se enfrentaría a una pena de 18 meses. El hacker ha sido exculpado del delito de difusión de imágenes.



Según publica la BBC, el Departamento de Justicia de EE.UU. dijo que el hombre admitió haber accedido a más de 100 cuentas ajenas a él entre noviembre de 2012 y septiembre de 2014. "El acusado utilizó numerosas direcciones de correo electrónico fraudulentas diseñadas para parecer cuentas legítimas y seguras de distintos proveedores de internet", según consta en los archivos del tribunal.

A Collins se le acusa de haber accedido a al menos 50 cuentas de iCloud (el servicio de datos de Apple) y 72 del servicio de correo electrónico Gmail. "Fue también capaz de acceder a copias de seguridad completas de Apple iCloud que pertenecían a muchas víctimas, incluyendo al menos 18 famosas, muchas de las cuales residen en la zona de Los Ángeles", se lee en los documentos del tribunal. "Muchas de estas copias de seguridad contenían fotografías de desnudos y vídeos".

Los ataques que se le imputan a Collins coinciden con las fechas en que se difundieron por internet fotos robadas de actrices como Jennifer Lawrence, Kate Upton y Mary Elizabeth Winstead en 2014.

"Seguimos viendo cómo las celebridades y personas de otros ámbitos profesionales sufren las consecuencias de este crimen y recomendamos urgentemente a los usuarios de aparatos conectados a internet que refuercen las contraseñas y que sean escépticos cuando reciban correos en los que se les pide información personal", recomienda el FBI.