Publicado: 05.07.2015 13:20 |Actualizado: 05.07.2015 13:20

Detenidos en Barcelona seis responsables de un prostíbulo
por drogar y robar a clientes

Los Mossos d'Esquadra les atribuyen delitos de pertenencia a grupo criminal, blanqueo, contra la salud pública, hurto, obstrucción a la justicia, prostitución y 18 estafas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

BARCELONA.- Los Mossos d'Esquadra han detenido a los responsables de un local de fiestas que funcionaba como prostíbulo en el distrito de Les Corts de Barcelona por drogar a sus clientes para robarles el dinero y hacerles cobros de las tarjetas de crédito.

Según ha informado la policía catalana, en total han detenido a seis personas: tres accionistas del local, el vigilante de seguridad, la responsable de controlar a las prostitutas y el responsable del establecimiento, que consideran que formaban un grupo criminal.



Se calcula que los tres accionistas ingresaron en los tres últimos años medio millón de euros cada uno, con los que habían adquirido propiedades en España y vehículos de alta gama, lo que les permitía convertir su botín en dinero de curso legal.

Las detenciones se realizaron el 26 de junio tras una investigación que arrancó en marzo con la denuncia de varios clientes que aseguraban que tras contratar una prostituta, cuando ya estaban en la habitación con ella y siempre tras haber bebido una copa, se encontraban mal y aturdidos.

En ese momento los detenidos aprovechaban para robarles el dinero y usar sus tarjetas para cobrar grandes cantidades de dinero.

El local sólo disponía de una licencia de actividad de sala de fiestas, pero tenía habitaciones con camas y jacuzzis donde se ejercía la prostitución, ocultas tras una puerta blindada con un sistema de apertura de huella dactilar.

Los Mossos les atribuyen los delitos de pertenencia a grupo criminal, blanqueo de capitales, contra la salud pública, hurto, obstrucción a la justicia, prostitución con ánimo de lucro y 18 estafas.

Los detenidos quedaron en libertad con cargos con la prohibición de salir del país tras pasar a disposición judicial a la espera de que se celebre el juicio, y el juez decretó el cierre del local y el bloqueo de las cuentas bancarias.