Público
Público

semana santa Un herido grave y ocho detenidos tras varios disturbios en la Madrugá de Sevilla

Una serie de "hechos aislados de gamberrismo y vandalismo" durante la noche del Viernes Santo provocaron varias estampidas. Un centenar de personas han necesitado asistencia y 17 han sido derivadas a centros hospitalarios.

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 10
Comentarios:

Nazarenos de La Esperanza de Triana ante el descontrol tras sufrir una estampida durante su recorrido procesional a su paso por el puente de Triana, esta noche durante la Madrugá de Sevilla. EFE/José Manuel Vidal

Al menos una persona ha tenido que ser ingresada en la UCI y otras 17 han sido derivadas a centros hospitalarios tras una serie de disturbios que se registraron la pasada noche durante la conocida Madrugá del Viernes Santo en Sevilla.

Según han informado fuentes municipales, la persona ingresada en la UCI es un hombre de 70 años que presentaba un traumatismo craneoencefálico, con pronóstico grave. Las mismas fuentes han cifrado en cerca de un centenar las personas que han tenido que ser asistidas por contusiones. De ellas, 17 tuvieron que ser derivadas a centros hospitalarios.

Además, ocho personas han sido detenidas por originar estos disturbios en cuatro operaciones policiales diferentes efectuadas durante la madrugada y sin conexión entre sí. El juez ha declarado prisión para tres de ellos por delitos de desórdenes públicos al portar barras metálicas, han informado fuentes de la Fiscalía de Sevilla.

Otros cuatro no han declarado todavía, mientras que otro fue puesto esta tarde en libertad con cargos acusado de un delito contra los sentimientos religiosos al proferir la frase de "Alá es grande" al paso de la Virgen de la Hermandad de la Macarena. Al parecer este ciudadano se encontraba ebrio, según las mismas fuentes.

El servicio municipal Emergencias Sevilla ha detallado que "con las investigaciones que se han podido realizar hasta el momento, se están instruyendo diligencias por desorden público para su posterior puesta a disposición judicial a un total de ocho personas que se corresponden con cuatro intervenciones policiales distintas".

Se trata de "hechos aislados de gamberrismo y vandalismo sin aparente conexión", aunque las autoridades siguen investigando los hechos. De hecho, se ha solicitado la colaboración ciudadana tras las primeras detenciones, animando a trasladar información, fotos o vídeos a la Policía Local o Nacional, garantizando en todo caso el "anonimato".

Las estampidas, que han tenido lugar en puntos próximos a la Carrera Oficial, principalmente al paso de la Hermandad de la Macarena en la calle Sierpes y en la zona de Salvador —ajena ésta a la Carrera Oficial—, han provocado cierta sensación de pánico entre los nazarenos y los asistentes.

También se ha provocado otra pequeña estampida en un punto cercano a la Hermandad de Los Gitanos en su salida, según confirmaron fuentes de la Policía local y testigos presenciales.

Otra de las consecuencias ha sido la ruptura de los instrumentos de un cortejo de la Esperanza de Triana, algunos de cuyos músicos han informado en las redes sociales de que no podían continuar hasta el final por los daños sufridos.

Estos incidentes han recordado el caos vivido en la Madrugá del año 2000, cuando tuvieron lugar varias avalanchas, carreras multitudinarias y una confusión generalizada que aún permanecen en la memoria colectiva.