Publicado: 28.08.2015 10:50 |Actualizado: 28.08.2015 16:33

Cuatro detenidos por el camión
lleno de cadáveres de refugiados

Tres de ellos son de nacionalidad búlgara y otro afgano. Son el propietario del camión y sus cómplices. Las autoridades concluyen que son 71 los cadáveres hallados en el interior.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El camión abandonado con más de 70 cadáveres de refugiados, aparcado en Nickelsdorf. /REUTERS

El camión abandonado con más de 70 cadáveres de refugiados, aparcado en Nickelsdorf. /REUTERS

La Policía ha detenido en Hungría a cuatro personas, supuestamente implicadas en la tragedia del camión frigorífico abandonado en el este de Austria con 71 cadáveres de refugiados, probablemente sirios, informaron las autoridades austríacas.

Los detenidos son tres búlgaros y un afgano. Además, otras 20 personas han sido interrogadas "en calidad de testigos tras varios registros domiciliarios, donde se han realizado incautaciones".



Entre los detenidos figura el propietario del camión y otros dos cómplices, posiblemente los conductores. "Los detenidos son el dueño del vehículo, y los otros dos son con seguridad los conductores. Los dos niveles más bajos de una estructura organizada de traficantes de personas", ha explicado en una rueda de prensa en la ciudad de Eisenstadt el director de la Policía del estado federado de Burgenland, Hans Peter Doskozil.

El responsable policial cifró el número de fallecidos en 71; de ellos 59 eran hombres, ocho mujeres y cuatro menores. "Se ha encontrado un documento de identidad sirio, así que suponemos que se trata de un grupo de refugiados sirios", afirmó Doskozil.

Agregó que se han emitido también cuatro ordenes adicionales de detención europeas para dar con otros tantos supuestos responsables de la tragedia, y que todo apunta a una organización criminal formada por húngaros y búlgaros.

Doskozil indicó que iban a aumentar el número de agentes en la región de Burgenland, en el este de Austria y fronteriza con Hungría, para mejorar el control sobre ese Estado federado. El director policial indicó que cada día interceptan en esa región a unas 400 personas que afirman ser refugiados de zonas de conflicto.

La ministra austríaca del Interior, Johanna Mikl-Leitner, aseguró en la rueda de prensa que "ayer fue un día de luto" que mostró que "los traficantes son criminales y no meros ayudantes de refugiados". "Ese día nos debe servir para encontrar rápidamente soluciones europeas", agregó.