Público
Público

Día Mundial Contra el Cáncer de Piel "Exponerse al sol sin protección es como ir en coche sin cinturón de seguridad"

El melanoma es el cáncer de piel que está aumentando más rápidamente en la población occidental en todos los grupos de edad. En España, cada año se detectan 4.000 nuevos casos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 13 de junio es el Día Mundial Contra el Cáncer de Piel / EFE

El cáncer de piel es el tipo de cáncer más frecuente actualmente. Sólo en España se diagnostican 70.000 nuevos casos de cáncer de piel no melanoma al año. Y la incidencia sigue aumentando. 

El sol es el factor de riesgo principal. “Exponerse a la radiación solar o las cabinas de autobronceado sin fotoprotección es como ir en coche sin cinturón de seguridad, ya que las posibilidades de contraer un cáncer de piel se multiplican”, afirma Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral (IDEI).

De los diferentes tipos de tumoraciones cutáneas, el melanoma es el más agresivo de todas ellas. “Si no se detecta precozmente, supone el 80 por ciento de las muertes por cáncer de piel, algo que nos preocupa mucho a los dermatólogos ya que cada año hay nuevos casos”, insiste el especialista.

De hecho, el melanoma es “el cáncer de piel que está aumentando más rápidamente en la población occidental en todos los grupos de edad. También en España. Cada año se detectan 4.000 nuevos casos”.

“En cuanto al cáncer de piel no melanoma, si seguimos al mismo ritmo de los últimos años, se espera un crecimiento de 70.000 nuevos casos, sobre todo porque las personas con riesgo de desarrollar la enfermedad son las que nacieron cuando todavía se desconocían los daños que el sol podía hacer en la piel a largo plazo (cáncer de piel) y sólo se sabían sus consecuencias a corto plazo, como las quemaduras”.

Por este motivo, este especialista hace especial hincapié en que “la fotoprotección, la autoexploración de los lunares y la visita periódica al dermatólogo son los pilares básicos para su prevención”.

Además, a pesar de las campañas de sensibilización “la población adolescente es una de las que más en riesgo está ya que no utilizan fotoprotectores, más uso hacen de la cabinas de rayos UVA y más horas pasan al sol cuando los rayos UVA son más fuertes. Solo piensan en las quemaduras, pero como luego se curan no se dan cuentan que esas quemaduras continuas durante años son las que 20 ó 25 años después pueden ser el origen de un melanoma”.

También ponen especial atención sobre la población mayor, piensan que “ya tienen la piel curtida y los vemos en playas y piscinas totalmente bronceados sin protección ninguna. En bastantes de casos cuando se detecta un melanoma ya está en estados muy avanzados debido al grandísimo daño solar recibido durante décadas” afirma del director de IDEI.

Diagnóstico precoz

Los nuevos métodos diagnósticos facilitan la detección del cáncer de piel. La dermatoscopia digital, método no invasivo y fácil de practicar a cualquier persona, consigue que los dermatólogos puedan controlar de un modo muy preciso la evolución de los lunares y otras lesiones sospechosas antes incluso de que degeneren en un cáncer de piel. La realización de esta prueba anualmente en personas con riesgo, facilita el diagnóstico precoz y, por lo tanto, la curación.

“La dermatoscopia digital se realiza mediante equipos de fotografía digital que realiza un mapa seriado de nuestra piel, asociado a la detección mediante microscopia de superficie lesiones sospechosas, almacenando las imágenes para su seguimiento y comparación posterior. Además, la dermatoscopia digital analiza la forma, el color, el diámetro y la evolución, facilitando tomar una decisión en cada momento” explica.

Prevención

Los expertos indican que la principal medida preventiva es la protección frente a la radiación solar y las fuentes artificiales de rayos UVA, fundamentalmente las cabinas bronceadoras de rayos UVA.

- No exponerse al sol sin fotoprotección, como mínimo con un SPF de al menos de 30, aunque es más efectivo el de 50. Esto incluye cuando estemos en playas y piscinas, salgamos de excursión, hagamos deporte al aire libre o pasemos una mañana arreglando el jardín, por ejemplo.

- Evitar el sol en las horas centrales del día, de 12:00 a 17:00 horas. Si no es posible, hacerlo siempre con fotoprotectores (renovándolo cada 2 horas), utilizando gorras, sombreros y ropa que nos proteja del sol y estando la mayor parte del tiempo en la sombra.

- No exponer al sol a niños menores de 3 años, ya que tienen la piel muy sensible y delicada y su sistema defensivo está en proceso de formación.

- No utilizar cabinas de bronceado de rayos UVA.

Es importante, además, que la población “consulte con el dermatólogo con periodicidad, además de acudir en el caso de detectar manchas o cambios de forma o color en sus lunares”, apostilla el experto.