Público
Público

Trabajo doméstico UGT pide que el empleo doméstico cotice en el Régimen General de la Seguridad Social

Con motivo del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar este viernes 30 de marzo, varias organizaciones denuncian las "penosas condiciones" laborales en que se encuentra este colectivo, del que 9 de cada 10 integrantes son mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manifestación por el trabajo doméstico. / Archivo

UGT ha pedido la incorporación al Régimen General de la Seguridad Social de las empleadas domésticas, un colectivo formado principalmente por mujeres con bajos salarios, precarias condiciones de seguridad y salud en el trabajo y ausencia de protección social.

Con motivo de la conmemoración el 30 de marzo del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, el sindicato destaca que un 4,6% de las mujeres afiliadas a la Seguridad Social (muchas de ellas extranjeras) son empleadas domésticas.

Según sus datos, de las 8.480.707 mujeres afiliadas y en alta en la Seguridad Social en febrero de 2018, 398.142 lo estaba al Sistema especial de Empleadas del Hogar y, de ellas casi la mitad, el 42,1%, eran de nacionalidad extranjera.

Por ello, en un comunicado, el sindicato denuncia el desinterés del PP por este colectivo y reclama al Gobierno la apertura de un proceso de diálogo social con los interlocutores sociales para que este colectivo pase, en enero de 2019, al Régimen General de la Seguridad Social.

Con un salario medio (en trabajo a turno completo) inferior en más de un 40 % al del conjunto de trabajadores, UGT destaca también que el gasto medio por hogar en el pago del salario y la seguridad social del personal doméstico se ha reducido un 30% entre los años 2006 y 2016. Además, recuerda que el 56,4 % de las personas asalariadas como personal doméstico lo están a tiempo parcial.

A la hora de jubilarse, las empleadas domésticas reciben la pensión más baja todo el sistema de la Seguridad Social: 520,54 euros mensuales, y el 65 % de las personas beneficiarias necesitan complementos a mínimos, critica el sindicato.

Red Acoge: "Condiciones laborales penosas e invisibles"

Por su parte, la Red Acoge, integrada por 18 organizaciones que trabajan para promover los derechos de las personas migrantes y refugiadas, destaca que el sector del trabajo doméstico está compuesto casi en su totalidad por mujeres migrantes, "con condiciones laborales penosas e invisibles para el resto de la sociedad" y con nulas posibilidades de mejorar sus derechos
"El trabajo doméstico es un trabajo, y como tal, deben respetarse sus derechos", sostienen desde Red Acoge, que indica que a finales de 2016 había 630.000 personas ocupadas como personal doméstico y 9 de cada 10 son mujeres.

La Federación destaca que en 2017 trabajó en España en la búsqueda activa de empleo de 1.332 personas, de las que un 70 % eran mujeres. Según sus datos, el sector doméstico acaparó el 61 % de los contratos.

También, desde la Federación se denuncia que esa inseguridad laboral acarrea consecuencias que van más allá y afectan a la vida de estas mujeres: "muchas mujeres migrantes son víctimas de situaciones de acoso y violencia sexual por parte de sus empleadores, lo cual aumenta aún más la vulnerabilidad a la que están expuestas", sostienen desde la organización, que también recalca que muchas de ellas "se quedan atrapadas" en este tipo de empleos "precarios" y "sin disfrutar plenamente de sus derechos".

Concentración para visibilizar

El domingo 25 de marzo, además, se celebraba en la Plaza de Callao de Madrid una concentración iniciada por varias organizaciones, como Territorio Doméstico o Mujeres Crean, en la que se reivindicaron diferentes reclamas como "Soy empleada del hogar, no tu esclava sexual", o "Es una cuestión de justicia".

En un comunicado emitido por las organizadoras, se insiste en que es importante lograr la "igualdad de derechos en la Seguridad Social con el resto de personas trabajadoras", que es necesario impulsar el derecho a "una prestación por desempleo" o el garantizar la "protección efectiva frente a toda forma de acoso, abuso y violencia en el trabajo".