Publicado: 30.11.2016 22:48 |Actualizado: 01.12.2016 07:00

Doñana ha cumplido el límite con la UNESCO para resolver sus amenazas

El Parque Nacional de Doñana ha entrado en estado de alerta. El Ministerio de Medio Ambiente hace hoy entrega del informe de resultados sobre la reparación de las recomendaciones expuestas en el verano de 2015 por este organismo de Naciones Unidas, que podrían llevar al Parque a entrar en la “lista negra” de patrimonio amenazado.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:
“debería desencadenar la inscripción de Doñana en la lista de Patrimonio Mundial en peligro, por el daño irreversible que supondría la obra para el humedal"

“Debería desencadenar la inscripción de Doñana en la lista de Patrimonio Mundial en peligro, por el daño irreversible que supondría la obra para el humedal", según WWF.

SEVILLA.— Cinco recomendaciones no cumplidas para el humedal más importante de Europa. El Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, celebrado en la ciudad alemana de Bonn en el verano de 2015, alertó de las amenazas que hacían peligrar a Doñana y su nomenclatura de Patrimonio de la Humanidad, adquirida en 1994. “Esta organización internacional quiso ponerle las pilas al gobierno de Rajoy y le daba más de 18 meses para acabar con el proyecto del dragado del río Guadalquivir”, apunta Juanjo Moreno a Público, responsable de WWF en Andalucía.

La gran amenaza, el dragado del Guadalquivir

La exigencia de este organismo internacional ha instado a España a cumplir un compromiso firme sin vacilaciones. Cancelar el dragado de profundización del Guadalquivir, una obra faraónica que permitiría a grandes buques acceder al Puerto de Sevilla. Pasando de 8.000 embarcaciones a más de 25.000 en la zona portuaria. “Pocos se paran a pensar que Doñana es solo un nombre y todo su entorno son en realidad las marismas del Guadalquivir que fueron bautizadas en su día como Doñana”. Una sentencia del Tribunal Supremo pesa ya sobre este proyecto mortal para el ecosistema del Parque Nacional, aun en activo en los presupuestos del Ministerio de Industria.

“Pocos se paran a pensar que Doñana es solo un nombre y todo su entorno son en realidad las marismas del Guadalquivir"

Cuando se pregunta sobre las consecuencias que tendría entrar en la lista negra de la UNESCO, se muestra aun más la evidencia. “España incumpliría un convenio internacional quedando expuesta a nivel mundial y en Europa al ser el primer Parque natural con esta etiqueta que entraría en la lista negra”, lamenta Morena

El informe que este jueves tendrá que entregar el Ministerio de Medio Ambiente, elaborado junto a la Consejería de Medio Ambiente andaluza, a la UNESCO no terminaría de mostrar un claro compromiso con el futuro del Parque y su conservación. Tal y como alerta la organización WWF en un comunicado la ausencia de acciones “debería desencadenar la inscripción de Doñana en la lista de Patrimonio Mundial en peligro, por el daño irreversible que supondría la obra para el humedal. El Gobierno ha ignorado esta demanda y el proyecto, promovido por la Autoridad Portuaria de Sevilla (que depende del Ministerio de Fomento)”.

Un veredicto de ocho meses

Sin embargo, durante los siete primeros meses de 2017, la UNESCO recopilará información, con la ayuda de agentes locales y sociales del entorno de Doñana para mostrar la veracidad de los datos aportados por el informe, al que no se puede tener acceso público. Moreno recuerda que “el Dragado ya fue una advertencia para el gobierno español en 2011, pero cuatro años después el rechazo del proyecto era más que evidente. España no podía continuar si quería resolver el futuro de Doñana”. En aquella penúltima visita la UNESCO ya solicitó a España realizar acciones a favor del acuífero, así como un compromiso para el intento de paralización del Dragado.

“El Dragado ya fue una advertencia para el gobierno español en 2011", recuerda Moreno.

El secretario general de WWF en España también se ha pronunciado al respecto, apuntando que “durante demasiado tiempo, en Doñana las autoridades españolas y andaluzas han ignorado la ciencia, las leyes europeas, las decisiones de UNESCO y las demandas de la sociedad civil”, no atendiendo tampoco a otros vastos proyectos empresariales que se ciernen sobre el Parque.

El 80 por ciento de humedales desaparecidos

Entre ellos se encontraría los más de 1.000 pozos ilegales y 3.000 hectáreas de regadíos sin permisos que están secando el acuífero y es que el 80 por ciento de la superficie original de humedales ha desaparecido en el Parque. El temido proyecto del gasoducto, promovido por la compañía Gas Natural Fenosa y la reapertura de Aznalcóllar son otro de los grandes miedos. La empresa que ha adquirido los derechos de gestión de la mina, la multinacional Minorbis, ha dado claro ejemplo de la mala gestión medioambiental en importantes regiones de Méjico, con vertidos que han producido claros daños medioambientales, como el que sucedió con la empresa Boliden en 1998 en Doñana.



Hay más de 1.000 pozos ilegales y 3.000 hectáreas de regadíos sin permisos que están secando el acuífero

El proyecto del Gasoducto y el Dragado siguen en pie a pesar del enorme rechazo social de la población local, que aúna a casi 200.000 habitantes, y la condena del proyecto por parte de la Junta de Andalucía, el Parlamento y el Congreso de los Diputados.

El proyecto de profundización del río Guadalquivir ha omitido las recomendaciones internacionales que se encuentra redactadas dentro del actual Plan Hidrológico. Moreno, activista y trabajador a diario en el Parque, recuerda una pregunta para la administración. “¿Importa más la conservación de un espacio único en el mundo o la extracción de energía de sus reservas? España tendrá que terminar por responderle a la UNESCO lo que piensa”, alega. El presiente de la autoridad portuaria de Sevilla, Manuel Gracia, ya ha reconocido públicamente su intención, más que en firme de “crear más de 15.000 puestos de trabajo con el dragado para atraer el turismo de cruceros a la capital andaluza”.

La sede en París de la UNESCO recibe este miércoles el informe de Doñana, no permitiendo conocer resultados hasta el próximo mes de julio en la celebración del próximo Comité de Patrimonio Mundial de esta organización.