Público
Público

Educación La Generalitat concede miles de euros al colegio de un grupo ultracatólico que promueve el "martirio" de sus fieles

El centro educativo Corazón Inmaculado de María, ubicado en Sentmenat, es dirigido con mano de hierro por la Sociedad Misionera Cristo Rey. Sus colonias son organizadas por un grupo juvenil que defiende el "sacrificio supremo" para hacer frente al comunismo. Hoy tiene unos 300 alumnos.

Publicidad
Media: 2.55
Votos: 20

El colegio Corazón Inmaculado de María.

El sacerdote Manuel Martínez Cano lleva tiempo dándole vueltas a una idea estrambótica. Cada día que pasa, está más convencido de que Franco es un santo. Sí, un santo. Así lo defiende en sus escritos, redactados bajo el mismo techo en el que se forman cerca de 300 niños y jóvenes catalanes. Además de defender la santidad del sanguinario dictador, Martínez Cano figura como "asesor de dirección" en el colegio Corazón Inmaculado de María (CIM), una entidad privada que se encuentra en el municipio de Sentmenat, a unos 40 kilómetros de Barcelona. 

El gigantesco edificio que perteneció alguna vez a los Salesianos es hoy la principal apuesta educativa de la Sociedad Misionera Cristo Rey, uno de los grupos más ultras que se refugian en la Iglesia Católica. De hecho, el centro ubicado sobre la Carretera Castellar también sirve de sede administrativa de la Fundación Padre Piulachs -que tiene la titularidad del colegio-, así como de la ultraconservadora Unión Seglar de San Antonio María Claret y su rama juvenil, la no menos fundamentalista Asociación de la Inmaculada y San Luis Gonzaga, encargada de organizar los campamentos de verano que ofrece el colegio de Sentmenat.

El sacerdote Manuel Martínez Calvo

En su "promesa" –algo así como una declaración de intenciones que deben asumir al incorporarse al grupo-, los jóvenes de esa asociación juran que defenderán "intrépidamente la Fe católica y los derechos de Dios, sin temor a quedarme solo en su defensa", además de "amar sin reserva a España, mi Patria, la nación de eterna Cruzada, relicario de santidad, sublime escuela de tradiciones". También prometen "honrar la memoria de los mártires de España que ofrecieron su vida por una España católica", así como "seguir sus pasos hasta el sacrifico supremo y el martirio si preciso fuera, y luchar contra las sociedades secretas y la masonería, así como contra el liberalismo, el socialismo y el comunismo, enemigos del Reino de Dios". 

Cada verano, los jefes de ese grupo se llevan de colonias a los niños y adolescentes que acuden al colegio. "El lugar escogido este año ha sido Les Mines d'Ossor, en Girona. Los niños pasaron unos días inolvidables envueltos de un paisaje precioso", anunció el centro desde su página web. Se trata de una de las ofertas incluidas en su paquete educativo, basado en un estricto apego al fundamentalismo religioso y patriótico. 

Entre otros aspectos, el ideario de este colegio incluye "la valoración y aprecio de la historia y de todas las tradiciones hispánicas". "De modo muy especial, valorará el legado de Cataluña y del pueblo catalán, a lo largo de la historia, a la común tradición de las Españas, así como el conocimiento de la lengua catalana y el aprecio a la genuina catalanidad", destaca. Sus responsables aseguran que "de las aulas de este Colegio de la Virgen han salido siete monjas de vida contemplativa, tres religiosas, cuatro misioneros de Cristo Rey, dos religiosos y un sacerdote", además de "médicos, abogados, ingenieros, farmacéuticos, enfermeras, maestros, arquitectos, químicos, un juez, una fiscal y muchos trabajadores honrados y emprendedores". 

"El éxito de la educación del Colegio no quiere medirse en logros académicos solamente, sino por el servicio a la sociedad, a la Iglesia, a la Patria, a todos los hombres, para construir un mundo nuevo, más justo, más digno del hombre, es decir, para la realización del reinado social de nuestro Señor Jesucristo", declara en otro apartado.

Ayudas públicas

Actividades en el colegio Corazón Inmaculado de María

Según ha podido comprobar Público, este centro educativo ha recibido numerosas subvenciones del área de Enseñanza de la Generalitat de Catalunya. Las ayudas han sido solicitadas amparándose en el servicio de guardería de 0 a 3 años que ofrece el centro y al que este año acuden 11 niños. De acuerdo a lo publicado en el Boletín Oficial de la administración catalana, entre 2009 y 2017 el colegio ultracatólico ha cobrado 87.968 euros a través de distintas subvenciones, todas ellas dirigidas a la "escolarización de niños de cero a tres años en las guarderías infantiles de titularidad privada de iniciativa social". 

Fuentes del Departamento de Enseñanza de la Generalitat señalaron a este periódico que las ayudas concedidas al Colegio Corazón Inmaculado de María se ubican en el capítulo destinado a las guarderías privadas que funcionan en Catalunya, al tiempo que argumentaron que el importe monetario –que ha variado cada año- va en relación al número de niños matriculados en cada curso lectivo. Al tratarse de un centro privado –no concertado-, el colegio ultracatólico no puede acceder a otro tipo de ayudas para el resto de cursos que se imparten en su centro de Sentmenat y que abarcan hasta segundo de bachillerato. La cuota de la guardería –sin incluir servicio de comedor o autocar- asciende a 276 euros mensuales, mientras que el alumnado a partir de tres años paga 217 euros al mes. 

La falda por debajo de la rodilla

Las niñas y niños que se forman allí tienen que cumplir unas normas muy estrictas, sobre todo en el periodo de la adolescencia. Así consta en una de las actas enviadas a principios de curso a las familias de los aproximadamente 300 alumnos matriculados. “Lo primero de todo, les daré algunas advertencias, como recuerdo, para que Vds. las tengan muy presentes durante todo el curso respecto al uniforme de sus hijos”, señalaba en su nota el director de esta institución, el sacerdote y miembro de la Sociedad de Cristo Rey, Antonio Turú Rofes. 

Según advierte el religioso, las chicas deben llevar faldas que cubran las rodillas. No pueden usar "pañuelos en el cuello" ni lucir colgantes. Están terminantemente prohibidos los piercings y el cabello debe llevarse “sin teñir ni mechas, y recogido en el colegio”. Tampoco podrán pintarse las uñas ni llevar el polo o camisa por fuera de la falda. En el caso de los chicos, se repite la prohibición de usar pendientes y se les obliga a acudir "diariamente afeitados". El cabello debe lucirse corto, "sin cortes ni colores que rompan la estética y la dignidad del uniforme". 

"Franco fue santo"

Mientras el sacerdote Turú escribía estas normas, su número dos seguía adelante con la defensa del franquismo. Se trata del Padre Manuel Martínez Cano, asesor del colegio y promotor de la santidad del dictador. "Franco fue santo. Indiscutiblemente", escribió hace ya algunos años en su blog personal. Martínez Cano es posiblemente uno de los religiosos más activos en Twitter, donde habitualmente deja mensajes cortos y contundentes. "La democracia es muerte consensuada: aborto, eutanasia…"; "Franco legisló siempre respetando el Orden Natural, establecido por Dios..." o "la democracia moderna es la rebelión de los partidos políticos contra Dios" son algunos de sus últimos e impactantes tuits.