Publicado: 29.10.2015 12:06 |Actualizado: 29.10.2015 12:06

Encarcelado un hombre que dejó "morir de hambre a su perro" en 2013

Según la magistrada encargada del caso, "la muerte de hambre, en humanos y en animales, es una de las más crueles, lo cual es de público conocimiento".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

PALMA DE MALLORCA.- Después de la primera condena de prisión para un maltratador de animales en España, Andrés Feria Romero es el segundo sentenciado que deberá cumplir una pena de prisión por un delito de maltrato animal con resultado de muerte.

Según informa El País, este hombre dejó morir de hambre a su perro el pasado mes de abril de 2013. La decisión es de la jueza María Jesús Campos Barciela, que este mes ya encarceló a otro maltratador de animales quien mató a garrotazos a su caballo de carreras en 2012.

Según la jueza Campos, que ha establecido una pena de una año de reclusión para el acusado, los delitos de maltratos a animales "sensibilizan de manera indiscutible a la opinión pública" y cuentan con una enorme repercusión. La magistrada añade que el maltrato animal se configura como "un paradigma de la ilegalidad criminal, en cuanto a la crueldad que revela".



El condenado "mató de hambre a su perro" con una "lenta y angustiosa agonía que duró meses", según recoge el auto. El animal estaba "en estado de extrema delgadez, famélico, desnutrido, enfermo. Atado muy corto, en un patio, sin posibilidad de movimiento ni apenas alzarse, no podía huir e ir a buscar alimento, ni refugiarse del frío".

Feria Romero afirmó que el perro no quería comer y que él no tenía dinero para llevarlo al veterinario. La magistrada no ve en ese argumento una defensa de peso ya que "caben métodos más dulces y rápidos". "Multitud de personas e instituciones en Palma, sin ánimo de lucro y gratuitamente, hubieran estado dispuestas a facilitarle alimento y asistencia", añadió Campos Barciela.

La jueza Campos denegó sustituir la pena por una multa para evitar que ese delito se convierta "en un rentable negocio". Una suspensión de la pena emitiría un "antipedagógico mensaje". Por último, la magistrada Campos señaló que "la muerte de hambre, en humanos y en animales, es una de las más crueles, lo cual es de público conocimiento, y además produjo una lenta y angustiosa agonía al perrito que duró meses".