Público
Público

Semana Grande La Ertzaintza retira un Cristo crucificado de una caseta de las fiestas de Bilbao tras la denuncia del Obispado

Las autoridades eclesiásticas presentaron el domingo una denuncia en el juzgado al considerar "blasfema" la  composición titulada "Carnicerías vaticanas"

Publicidad
Media: 3.11
Votos: 9
Comentarios:

Decoración de la caseta de la comparsa Hontzak en las fiestas de la Semana Grande de Bilbao,

La Ertzaintza ha retirado este lunes la decoración de la txosna (caseta) de la comparsa libertaria Hontzak instalada en el recinto festivo de la capital vizcaína, con motivo de las fiestas de la Semana Grande, tras la denuncia presentada por el Obispado de Bilbao y tras una orden judicial recibida durante la tarde del pasado domingo.

El juez ordenó también que se identificara a las personas presentes en el lugar en el momento de la retirada.

La decoración de Hontzak de este año reproduce una carnicería con  el despiece por trozos de carne de un Jesús en la cruz, bajo la cúpula del Vaticano, con el lema "Tomad y comed, este es mi cuerpo". La escena estaba titulada Carnicerías vaticas.

El Obispado de Bilbao anunció el pasado sábado su intención de estudiar acciones legales por la "exposición pública" de una composición de "imágenes blasfemas de Jesús crucificado" que se ha exhibía en la caseta, y el domingo por la tarde presentó una denuncia el Juzgado, que ordenó la actuación realizada este lunes por la Ertzaintza. El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, aseguró el domingo que, a nivel personal, no le "gusta nada" la composición de imágenes exhibida por la txosna.

La comparsa, a través de las redes sociales, ha defendido su decoración, que es "sólo una declaración de libertad de expresión y un acto contra la ley carnívora".

Según fuentes del Departamento vasco de Seguridad, la retirada de la decoración se ha llevado a cabo este lunes a las 9.40 horas tras recibir la Ertzaintza una orden judicial para retirar la decoración y proceder a la identificación de las personas que estuvieran presentes en el lugar.

La actuación de la Ertzainta y las denuncias han provocado críticas en Twitter

Tras la retirada de la imagen del Cristo crucificado, la comparsa ha publicado nuevas imágenes de su caseta, con un rótulo de "Censura eclesiástica".