Publicado: 21.07.2015 10:26 |Actualizado: 21.07.2015 11:05

España sólo acogerá a 1.300 inmigrantes, lejos de los 4.288 que le pidió la Comisión Europea

Además del reparto de los 40.000 demandantes de asilo, los 28 Estados miembros de la UE debían pactar también cómo distribuir en el continente a 20.000 refugiados aún en países terceros. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha ofrecido acoger 1.449, en línea con lo propuesto inicialmente por el Ejecutivo comunitario.

Publicidad
Media: 2.40
Votos: 5
Comentarios:
Fernández Díaz explicó que los compromisos expuestos por los países no permiten llegar a esa meta de 40.000 solicitantes de asilo que se había marcado la UE, sino que faltarían unas 5.000 personas para ese total, pero confirmó que la situación se volverá

Fernández Díaz explicó que los compromisos expuestos por los países no permiten llegar a esa meta de 40.000 solicitantes de asilo que se había marcado la UE, sino que faltarían unas 5.000 personas para ese total, pero confirmó que la situación se volverá a evaluar en diciembre en un Consejo extraordinario de ministros del Interior en el que se intentará repartir entre países las personas que faltan./ EUROPA PRESS

BRUSELAs.- Los ministros de Interior de la Unión Europea han acordado este lunes el reparto de algo más de 32.000 demandantes de asilo actualmente instalados en Italia y Grecia, de los que España ha aceptado asumir la acogida de 1.300 inmigrantes en lugar de los 4.288 que le pidió la Comisión Europea.

"Nos habían solicitado que reubicásemos en dos años a un total de 4.288 personas y hemos ofrecido 1.300", ha explicado el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, en declaraciones a la prensa al término de la reunión a 28 en Bruselas.



Los líderes de la Unión Europea encargaron a los ministros acordar antes de que acabara el mes de julio el reparto en dos años de 40.000 demandantes de protección internacional de Siria y Eritrea, llegados a Italia y Grecia.

Sin embargo, la resistencia de países como España y Hungría a aceptar el programa diseñado por Bruselas y la clave de reparto propuesta ha obligado a revisar a la baja el compromiso total. Los países de la UE se comprometen a revisar a finales de año la situación en un Consejo extraordinario de ministros del Interior para sopesar si es posible llegar a 40.000. 

En este sentido, Fernández Díaz ha considerado que España podría llegar hasta los 1.500 demandantes de asilo reubicados con la revisión de diciembre.

Los compromisos asumidos este lunes por los Estados miembros permitirán cumplir el primer año del programa de reubicación "sobradamente", según ha asegurado el ministro Fernández Díaz, y revisar en diciembre la situación y explorar la forma de repartir los "cerca de 5.000" cuya reubicación queda por aclarar.

Refugiados en países terceros: 1.449 personas serán acogidas en España

Además del reparto de los 40.000 demandantes de asilo, los Veintiocho debían pactar también cómo distribuir en la Unión Europea el peso de la acogida de 20.000 refugiados aún en países terceros.

Para este segundo programa, al que España sí ha ofrecido su apoyo por considerar que no tendría el mismo "efecto llamada" que sí teme que produzca el primero, Fernández Díaz ha ofrecido acoger 1.449, en línea con lo propuesto inicialmente por el Ejecutivo comunitario.

Las cifras comprometidas por los Estados miembros supone que la Unión Europea no ha logra, de momento, cumplir la promesa de reubicar a 40.000 demandantes de asilo; pero sí asegura que queda "plenamente cubierto" el plan para realojar a inmigrantes que ya cuentan con el estatus de refugiado. "Incluso hay superávit", ha celebrado el ministro español, al referirse a que el objetivo de 20.000 refugiados se ha sobrepasado.

El ministro dijo asimismo que solo se comenzará con el reparto de personas una vez que estén operativos los centros de identificación y toma de huellas dactilares en Italia y Grecia, los máximos beneficiarios de las medida, que se comprometieron a mejorar la gestión de las demandas de los recién llegados a su territorio a cambio de la ayuda de la UE.