Publicado: 13.10.2016 11:37 |Actualizado: 13.10.2016 12:09

España, entre los cuatro países europeos con las tasas universitarias más altas

En el año 2015, uno de cada cuatro alumnos recibieron beca para el estudio, dato muy inferior al del resto de la Unión Europea. Además, la cuantía por alumno se ha reducido debido a la crisis.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Imagen de archivo de una clase de una universidad española/EFE

Imagen de archivo de una clase de una universidad española/EFE

MADRID. - Las matrículas universitarias españolas siguen situándose entre las más caras de Europa, tan solo superadas por Reino Unido, Irlanda y Holanda. El precio medio para los grados en España es de 1.100 euros, ocupando el cuarto puesto europeo, tal y como indica la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE). 

En el caso de las Comunidades Autónomas, Catalunya aparece como la más cara, con un precio medio de matrícula de 2.011 euros. En el lado opuesto se sitúa Galicia, cuyo precio gira en torno a los 713



En lo que a becas se refiere, durante el curso 2014/2015, el 27% de los alumnos percibieron ayuda, dato muy inferior a la mayoría de países de la UE. La cuantía media por becario fue de 2.637 euros, una cantidad que lo sitúa a niveles de 2006. Paradójicamente, aunque este curso ha aumentado el número de becarios, el dinero que han recibido se ha reducido. Mientras que en el año 2013 la ayuda rondaba los 3.500 euros, este curso apenas supera los 2.500.

En cuanto a movilidad europea, los españoles lideran los intercambios Erasmus, aunque aún los jóvenes españoles no se atreven a realizar todo el grado fuera. Sin embargo, según avanza la especialidad, máster o doctorado, este porcentaje aumenta: un 12,6 % y un 17%, respectivamente.

El acceso a la universidad sigue por debajo de la media europea

Los datos del informe La unversidad española en cifras también reflejan que el acceso a estudios de formación superior en España sigue por debajo de la media del resto de Europa. Mientras que en España el porcentaje es del 46,3% para el acceso a grados, en la UE se sitúa en el 56%.

No obstante, esta tendencia está corrigiéndose ya que se aprecia un aumento del 5,3% en la demanda de estudios universitarios , especialmente en los casos de los posgrados donde el incremento es de casi el 60%.

Los recursos humanos y la financiación autonómica, en caída

Otro de los efectos negativos que ha traído consigo la crisis económica ha sido la pérdida de financiación por parte de las Comunidades Autónomas, en un total de 1.213 millones de euros (17,89%). Esta reducción depende de cada territorio y los resultados vuelven a ser dispares. La mayor caída la sufre Castilla - la Mancha con un 47,72%. Por su parte, en el lado contrario se encuentra la Rioja que ha incrementado su financiación en un 0,94%, la única comunidad con variación positiva.

Los recursos humanos de las universidades no salen mejor parados. Durante el curso 2014/2015, más de 7500 empleados perdieron su puesto de trabajo. Una pérdida que, según indica el estudio, no ha sido sustituida por profesionales jóvenes y cualificados, lo que supone una merma importante en la calidad de los servicios.

Por otra parte, la inversión de España en I+D también ha retrocedido hasta situarse a niveles de 2007. Esta pérdida, sin embargo, está siendo paliada por las propias universidades que han continuado con su ritmo de investigación y ha mejorado con respecto a la última década.

El informe también destaca que entre 10 y 13 universidades españolas están dentro de los primeros 500 puestos de los tres rankings mundiales más conocidos (ARWU, THE y QS), siete universidades públicas españolas están entre las 100 mejores del mundo de menos de 50 años, y 25 universidades públicas españolas entre las 200 mejores del mundo en diferentes campos científicos. Además, 47 universidades públicas y 9 privadas están reconocidas entre las 1000 mejores del mundo, de un total de 17.000 instituciones de educación superior.