Publicado: 09.12.2015 17:08 |Actualizado: 09.12.2015 17:08

España se dirige hacia el "colapso hídrico" a consecuencia del cambio climático

El descenso de las lluvias y el aumento de las temperaturas constatado en los últimos años, sumado a un aumento en la demanda, generarán una pérdida del 20% de los recursos de agua en nuestro país para 2021, según un informe de Ecologistas en Acción.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
El embalse de Cecebre, en Cambre (A Coruña). / EFE

El embalse de Cecebre, en Cambre (A Coruña). / EFE

PARÍS. -Si las precipitaciones son cada vez menores y la temperatura es cada vez mayor, la tendencia a la escasez de agua parece lógica. Si además se prevé un aumento de la demanda en las próximas décadas, la situación podría derivar en un “colaposo” hídrico con graves consecuencias para la economía, la sociedad y el medio ambiente.

Esta es la principal conclusión de un informe elaborado por Ecologistas en Acción que analiza cómo está influyendo y cómo influirá el cambio climático en los recursos hídricos de España, un país que destina el 80% de su agua a la actividad agrícola, principal sector afectado.

El estudio se ha presentado este miércoles en París en el marco de la Cumbre del Clima que se celebra en la capital francesa y está basado, entre otros, en los datos recogidos por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) y los escenarios climáticos que elabora la Agencia Estatal de Metereología (Aemet).



Las proyecciones recogen datos de precipitación y temperatura en periodos de 30 años, lo que permite consolidar una tendencia atribuible al cambio climático. Así, para el año 2021, España habrá perdido aproximadamente un 20% de los recursos hídricos de los que disponía a principios de los años 90, asegura el informe.

Los datos del Ministerio de Medio Ambiente sobre las aportaciones medias de agua a los cauces de los ríos entre el periodo de 1995/96 y 2005/06 consolidan esta tendencia que afecta, sin excepción, a todas las demarcaciones hidrográficas de España. En 10 años, las aportaciones medias de agua a los ríos han pasado de 108.809 hectómetros cúbicos a 93.232, es decir, se ha reducido un 14,3%. La más afectada es la demarcación del Segura, que ha perdido el 38,2% de de las aportaciones hídricas que recibía.

Además, los datos de Aemet confirman un aumento de las temperaturas medias diarias en España de 0,48 grados entre 1973 y 2005, lo que genera un aumento de las pérdidas de agua por la mayor evaporación y evapotranspiración. A esto hay que sumar, finalmente, un aumento en la demanda de agua, que según los planes hidrológicos que se han aprobado recientemente prevén que sea del 10% para 2021, casi todo centrado en el sector agrícola, que además tiene prevista la creación de 700.000 nuevas hectáreas de regadío para todo el país.

“Se trata de una reducción del orden del 1% anual, lo que nos lleva a una cada vez mayor insostenibilidad, a un auténtico colapso hídrico”, asegura Santiago Martín Barajas, autor del informe.

Pese a que Ecologistas en Acción reconoce el “gran impacto económico y social” que conllevaría la reducción de hectáreas de regadío para España, no ve otra solución. La organización ecologista propone no solo frenar la demanda de agua y optimizar la eficiencia en su utilización, sino reducir la superficie de regadío actual en al menos 4 millones de hectáreas, hasta un máximo 3,2 millones.

Incremento de las inundaciones

Además, en otro informe presentado también este miércoles por la organización ecologista, se estima que los episodios de precipitaciones que podrían ocasionar problemas de crecida fluvial e inundaciones podrían incrementarse un 5% en el conjunto de la Península en 2050.

Los cambios de uso de suelo han agravado los riesgos por inundaciones en los últimos 20 años. No se están aplicando verdaderas medidas de adaptación, sino falsas soluciones que agravan el problema, como presas, diques y encauzamientos”, sentencia Julia Martínez Fernández, del área de aguas de Ecologistas en Acción.