Publicado: 05.04.2015 15:16 |Actualizado: 05.04.2015 15:20

El español fallecido en Marruecos es Gustavo Virues, abogado gaditano de 41 años

Los equipos de rescate siguen trabajando para rescatar el cuerpo del espeleólogo y a los dos compañeros que sobrevivieron del acantilado situado en la localidad de Tarmest.

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 3
Comentarios:
De izquierda a derecha José Antonio Martínez, Juan Bolívar y Gustavo Virues.

De izquierda a derecha José Antonio Jiménez, Juan Bolívar y Gustavo Virues

El abogado Gustavo Virues, de 41 años y natural de Cádiz, es el espeleólogo español fallecido en la zona montañosa del sur de Marruecos donde él y otros dos compañeros de expedición desaparecieron hace una semana mientras realizaban una ruta entre Marrakech y Uarzazate y localizados este sábado.

Así lo han confirmado fuentes del Ministerio del Interior, que han precisado que el ministro, Jorge Fernández Díaz, está informando de los detalles del rescate a los familiares de los tres espeleólogos, uno de los cuales ha resultado herido y otro ileso. 

En concreto, el inspector jefe de la Policía Nacional Juan Antonio Jiménez presenta una fractura en una pierna y una contusión en la cabeza, mientras que el agente del mismo Cuerpo Juan Bolivar Bueno ha resultado ileso.



Las mismas fuentes han dicho que el avión con siete agentes de las fuerzas de seguridad, que estaba previsto que saliera ayer para contribuir en el rescate si las autoridades marroquíes lo consideraban pertinente, acaba de salir de Madrid rumbo a Marruecos. En concreto, son cuatro agentes del servicio de montaña de la Guardia Civil y tres policías nacionales del Grupo Especial de Operaciones (GEO).

Fuentes de la Gendarmería marroquí han indicado que los equipos de rescate siguen trabajando para rescatar a los tres españoles del acantilado situado en la localidad de Tarmest, perteneciente al poblado rural de Iminulauen, y una vez finalizada la labor de socorro serán directamente trasladados en helicóptero al aeropuerto de Uarzazate. 

El sábado por la noche, las autoridades marroquíes en la zona informaron de que uno de los tres espeleólogos había fallecido al caerse por el acantilado, pero no se facilitó su identidad. Por su parte, fuentes diplomáticas españolas contactadas en Rabat han destacado que no se hará público ningún detalle hasta que sean informadas debidamente las familias.

Las autoridades locales marroquíes apuntaron también ayer que los dos supervivientes están heridos y que los dos médicos que integran los equipos de rescate ya les brindaron los primeros auxilios.

Los tres españoles viajaron hasta Marruecos en un grupo organizado procedente de Sevilla y compuesto por nueve personas, y estaban preparados técnica y físicamente para afrontar la expedición. Se separaron del grupo el pasado lunes, quedaron en encontrarse esa misma tarde o el martes y, tras no saber nada de ellos, el jefe de la expedición presentó la denuncia el miércoles ante la Gendarmería marroquí y avisó al Consulado.

De hecho, el resto de integrantes del grupo, que decidieron quedarse la pasada noche en la montaña para ayudar en la búsqueda, fueron los primeros en localizar a sus compañeros. Las operaciones de rescate están siendo extremadamente complicadas debido a la zona en la que se encuentran.