Público
Público

Un esquilador australiano se declara culpable de crueldad animal

La fundación PETA, dedicada a proteger los derechos de los animales, presenta un informe sobre trabajadores australianos dando puñetazos, pisoteando y golpeando a ovejas con esquiladoras

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Granjero neozelandés esquilando una oveja en la región de Wairarapa, Nueva Zelanda. / REUTERS

Madrid – Un esquilador austrasliano se ha declarado culpable de crueldad animal por primera vez en la historia del país después de que la fundación PETA  (People for the Ethical Treatment of Animals),dedicada a proteger los derechos de los animales, denunciase los malos tratos a animales en las granjas de ovejas. 

PETA, antes de la presentación de cargos contra el esquilador, ya había publicado un documento presentando a trabajadores australianos golpeando a ovejas en la cara con esquiladoras eléctricas y dándoles puñetazos y pisoteando sus cabezas y cuellos.

El Fiscal General del Estado presentó cargos contra el hombre al que se le ha prohibido esquilar o estar a cargo de animales de granja por dos años y se le ordenó donar $500 a RSPCA (Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals) sociedad que lucha contra el maltrato animal. 

La directora de programas internacionales de PETA, Mimi Bekhechi opina que "no hay duda de que la crueldad obstinada e injustificada hacia los animales ha estado a la par dentro de los galpones de esquilado de Australia". Bekechi añade que esto de debe entender como "una advertencia para todos los esquiladores de que si maltratan a las ovejas o permiten a otro que lo haga, probablemente enfrentarán un proceso judicial."

PETA, cuyo lema en parte dice que "los animales no son nuestros para vestir", alienta a los consumidores a elegir materiales no derivados del sufrimiento animal.