Público
Público

Los estibadores desconvocan los dos primeros días de huelga para seguir negociando

Los trabajadores de los puertos desconvocan los paros previstos para los días 6 y 8 de marzo y  piden abrir una mesa de diálogo sobre la modificación del Decreto Ley aprobado por el Gobierno y que debe ser convalidado por el Congreso. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Imagen de las gruas del puerto de Santander. - EFE

Los sindicatos de estibadores han desconvocado los dos primeros días de paro de los nueve previstos, esto es, los programados para los días 6 y 8 de marzo, para animar al Ministerio de Fomento a "salir de su cerrada posición" y abrir una "negociación real".

Los estibadores piden al Departamento que dirige Íñigo de la Serna abrir una mesa de diálogo sobre la modificación del Decreto Ley aprobado por el Gobierno y que debe ser convalidado por el Congreso.

La decisión de los estibadores llega tras comprobar que la reforma no cuenta con el apoyo de los grupos parlamentarios y después de que la naviera danesa Maersk, una de las mayores del mundo, anunciara que desviará sus buques a otros puertos si la huelga se lleva a cabo.

Con este fin, los sindicatos del sector (Coordinadora de los Trabajadores del Mar, CC.OO., UGT , CIG y USO) desconvocan los dos primeros días de huelga del total de nueve convocados en los puertos para las próximas tres semanas.

"Con esta decisión de suspender la huelga los dos primeros días los trabajadores mostramos nuestra disposición al diálogo y esperamos que sea correspondida por el Ministerio y por la patronal Anesco", indicó Antolín Goya, dirigente de la Coordinadora en un comunicado.

La comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, ha remitido una carta al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la que señala que la reforma de la estiba aprobada por el Gobierno cumple lo exigido por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y reclama su rápida convalidación por el Congreso.

La comisaria tiene previsto viajar a España el próximo lunes y comparecer el martes en la Comisión de Fomento del Congreso.

Según el líder de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), Antolín Goya, "la oposición del PSOE" y de otros grupos parlamentarios al real decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros "abre una nueva oportunidad para el diálogo y la negociación".

Los sindicatos han afirmado que desconvocan la huelga con la intención de que "un clima de normalización laboral anime al Ministerio de Fomento a salir de su cerrada posición e invite a la negociación real, mediante la constitución de una mesa de diálogo sobre la modificación del real decreto ley presentado por el Gobierno para su convalidación"

La reforma no contaba con el apoyo de ciertos grupos parlamentarios. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, había avanzado que no apoyaría la reforma porque no está consensuada y había pedido al Gobierno una mesa de diálogo para mejorarla.

Además, el portavoz de Economía del Grupo Socialista, Pedro Saura, había mostrado también la oposición del PSOE al real decreto y había pedido a los estibadores que desconvocaran la huelga.

La posición de los grupos parlamentarios choca, sin embargo, con los planteamientos de la Comisión Europea (CE).

En la carta remitida al titular de Fomento, la comisaria de Transporte señala que el real decreto ley garantiza el completo cumplimiento de las exigencias del TJUE.

Al margen del conflicto político, las presiones para desconvocar los paros han llegado también desde el ámbito empresarial.

Según Maersk, la huelga tendría un "gran impacto" en los flujos de mercancías que entran y salen de España y en su red global por la importancia estratégica del puerto de Algeciras.

Desde Valencia, el presidente del Grupo Boluda, Vicente Boluda, ha acusado a la Administración de no haber "movido un dedo" durante cuatro años y de querer arreglar la situación ahora "en cinco o seis días".