Público
Público

ETA Francia traslada a dos presos de ETA a una prisión próxima a Euskadi

Los dos reclusos han sido ya trasladados a la prisión de Mont-de-Marsan, la capital de departamento de Las Landas, situada a unos 140 kilómetros del paso fronterizo de Irun.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Una mujer sujeta una pancarta en París que pide la reagrupación de los presos de ETA. EFE/Julien de Rosa

El Gobierno francés ha trasladado a los presos de ETA Zigor Garro y Julen Mendizabal a la cárcel de Mont-de-Marsan, una de las prisiones más próximas a Euskadi, ha informado la asociación de familiares de presos de ETA Etxerat.

Zigor Garro Pérez, considerado en el momento de su detención como el jefe del aparato logístico de ETA, cumplía su condena de 17 años en el centro penitenciario de Saint Maur, situada a casi 550 kilómetros de la frontera.

El otro recluso trasladado, Julen Mendizabal Elezkano, estaba interno en el penal de Osny, ubicado al norte de París, a casi 850 kilómetros de Euskadi.

Los dos reclusos han sido ya trasladados a la prisión de Mont-de-Marsan, la capital de departamento de Las Landas, situada a unos 140 kilómetros del paso fronterizo de Irun.

Zigor Garro Pérez, alias Tonino, fue detenido el 29 de noviembre de 2006 en la localidad francesa de Quezac como supuesto jefe del aparato logístico de ETA, después de haber sido juzgado en rebeldía y condenado a siete años de cárcel.

Garro fue juzgado de nuevo y en diciembre de 2014 fue condenado a 17 años de prisión por su participación en una serie de robos de material en 2005 y 2006, algunos de ellos con toma de rehenes.

El tribunal decidió la "fusión" de sus condenas, lo que implica que el cómputo de los años de prisión se fijó sobre la base de su condena mayor -la de 17 años- y no de la suma de ambas.

Julen Mendizabal fue arrestado el 7 de mayo de 2013 en Montpellir y condenado en septiembre de 2017 a siete años de cárcel por su pertenencia al aparato logístico de ETA.

Los dos reclusos cumplen los requisitos que el Gobierno francés ha establecido para los traslados, tal y como informaron a las asociaciones de víctimas, ya que no tienen delitos de sangre ni condenas pendientes en España, además de encontrarse en la fase final el cumplimiento de sus condenas.