Publicado: 27.01.2016 10:30 |Actualizado: 27.01.2016 10:30

El exjefe de la Policía Municipal asegura que el dispositivo policial del Madrid Arena era "suficiente"

Emilio Monteagudo, el exinspector de la Policía Municipal, que declara este miércoles en juicio por el caso Madrid Arena, está señalado por las acusaciones particulares por no evitar el botellón del exterior del pabellón durante la fiesta de Halloween de 2012.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los quince procesados por la tragedia del Madrid Arena, con el empresario Miguel Ángel Flores a la cabeza, se sientan en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid para responder ante la Justicia por la muerte de las cinco jóvenes l

Los quince procesados por la tragedia del Madrid Arena, en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid. EFE/J. J. Guillén

MADRID.- El exjefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, ha defendido este miércoles en el juicio del Madrid Arena que se celebra en la Audiencia Provincial que el dispositivo policial desplegado para la fiesta de Halloween era "correcto" y "suficiente".

Monteagudo es el único de los procesados que no está acusado por la Fiscalía, pero sí por las acusaciones particulares representadas por las familias de las víctimas, que apuntan a su responsabilidad por no evitar el botellón del exterior, que consideran como clave en la tragedia que se produjo más tarde en el pabellón.



Cuestionado sobre si el número de efectivos desplegados era el correcto, Monteagudi ha respondido que "naturalmente que si". En varias ocasiones, el exjefe policial ha apuntado a Cándida Jiménez como la responsable del operativo que ha cifrado en 18 agentes, aunque las acusaciones afirman que fueron en realidad 12. "Ella tenía efectivos suficientes", ha destacado.

Según Monteagudo, la responsable policial disponía de hasta 18 policías más dos patrullas que ella misma destinó a Plaza de España y a la Plaza de los Cubos, porque "no entendía que esos efectivos la podían hacer falta"·

Ahora bien, ha subrayado que el nivel de riesgo se elevó aquella misma noche de medio a alto, por lo que se dotaron de más medios, aunque las acusaciones aseguran que no se llegó a modificar nunca ese nivel.