Público
Público

Juana Rivas El exmarido de Juana Rivas pide a un Juzgado que ordene su detención

Su abogado ha presentado un escrito en el Juzgado en el que pide medidas urgentes de protección de los menores, entre las que se incluye la detención de la mujer.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El exmarido de Juana Rivas. /EP

El abogado Adolfo Alonso, que representa al padre de los hijos de Juana Rivas, ilocalizable desde que incumplió la orden de entregarle a los niños, ha presentado un escrito en el Juzgado en el que pide medidas urgentes de protección de los menores, entre las que se incluye la detención de la mujer.

En un escrito de nueve páginas al que ha tenido acceso Efe, lo argumenta en la situación de riesgo en la que considera que se encuentran los niños y alude a la posible comisión, por parte de Juana, de delitos contra la administración de Justicia y de secuestro interparental de menores, además de los de violencia psicológica habitual tanto contra el padre como contra los hijos.

El abogado dice que Juana Rivas se encuentra en "un estado psicológico de desequilibrio emocional"

El letrado solicita que se acuerde la detención de la madre con una orden de difusión internacional para su ingreso en prisión. Refiere, además, que Juana Rivas se encuentra en "un estado psicológico de desequilibrio emocional y, por lo tanto, presenta riesgo para sus hijos, ya que sus comportamientos son imprevisibles y puede dirigirse contra éstos".

En el escrito, dirigido ayer al Juzgado de Primera Instancia 3 -el que ordenó la entrega de los niños el miércoles pasado- para su envío "urgente" al Juzgado de guardia, se piden medidas urgentes, al amparo del artículo 158 del Código Civil, tanto de orden penal como civil, y se recoge que haya "habilitación" de días del mes de agosto, inhábil en esta última jurisdicción.

El letrado sostiene que Juana Rivas habría sustraído ilícitamente a sus hijos y desobedecido también la orden de entrega de los menores, circunstancia que se podría haber producido con la participación de otras personas como "inductores, cooperadores necesarios cómplices o encubridores".

La acusan de violencia psicológica

También señala que habría ejercido violencia psicológica en el ámbito familiar "utilizando como medio" contra el padre a los menores, trasmitiéndoles supuestas "ideas erróneas o falsas" como que quiere separarlos de ella.

En el campo civil, ve necesario que se dé orden a las fuerzas de seguridad para que localicen a los menores y sean entregados sin dilación al padre, se requiera a la madre para que proceda "de manera inmediata" a la entrega de sus pasaportes, con prohibición expresa de salida del espacio europeo Schengen, y se pide que aclare incluso si ella tiene permiso de armas.

El documento insiste, asimismo, en la gravedad de los hechos y en la "alarma social" que la madre ha generado para, a continuación, argumentar que la orden de localización no sería "suficiente" y que no queda otra opción que la de adoptar una orden de detención internacional.