Publicado: 25.02.2016 08:40 |Actualizado: 25.02.2016 08:40

Un exobispo australiano afirma que no estaba seguro de que la pederastia fuera un delito

Ronald Mulkearns afirma que cuando tuvo que afrontar casos de pederastia cometidos por sacerdotes en su diócesis nunca les preguntó directamente si habían abusado de menores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El exobispo católico Ronald Mulkearns.

El exobispo católico Ronald Mulkearns.

Bangkok.- El exobispo católico Ronald Mulkearns afirmó este miércoles que cuando tuvo que afrontar casos de pederastia cometidos por sacerdotes en su diócesis australiana no estaba seguro de que estos abusos eran delito aunque sí que estaban mal, según informó la prensa local.

Así lo manifestó Mulkearns, de 85 años, por videoconferencia ante la Real Comisión sobre la Respuesta Institucional a los Abusos Sexuales contra Niños, que investiga la repuesta de las instituciones religiosas, públicas y educativas a la pederastia en las últimas décadas en Australia.



El que fuera obispo entre 1971 y 1996 de la diócesis de Ballarat, en el estado de Victoria (sureste), dijo que nunca preguntó directamente a los sacerdotes si habían abusado de menores, sino que lo sabía a través de los informes de los psicólogos, según el canal australiano ABC.

Sólo en Ballarat, al menos 14 religiosos fueron denunciados por 130 casos de abusos sexuales contra menores desde los años 60, 70 y 80, y muchas víctimas se suicidaron varios años más tarde debido a los traumas.

Uno de los sacerdotes pederastas fue Gerald Francis Ridsdale, condenado a 8 años de prisión en 2014 por decenas de casos de pederastia, incluido contra su propio sobrino, entre 1961 y 1981.

Durante décadas, los supuestos pederastas eran trasladados a otra diócesis por las autoridades eclesiásticas, pero nunca se denunciaban a la Policía.

"Realmente no sabía qué hacer o cómo hacerlo. Había problemas con los sacerdotes en la diócesis y yo no supe afrontarlo tan bien como debería. Y me gustaría decir que lo siento terriblemente por no haber hecho entonces las cosas de forma diferente", indicó el exobispo ante la comisión en Sídney. Mulkearns señaló que decidió retirarse por este motivo en 1997.

El próximo domingo por la noche (lunes por la mañana en Australia), el cardenal australiano George Pell, actual prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, tiene previsto declarar por videoconferencia ante la comisión desde Roma, hasta donde se trasladará un grupo de diez víctimas de Ballarat.

La Real Comisión ha citado al prelado en relación a varios casos de pederastia denunciados en Ballarat, donde Pell nació (1941) y ejerció como sacerdote desde 1973 hasta 1983, antes de ser nombrado arzobispo de Melbourne (1996) y luego de Sídney (2001).