Publicado: 27.12.2015 16:12 |Actualizado: 27.12.2015 16:12

Expertos en conciliación lamentan que el teletrabajo sea "la gran asignatura pendiente" de 2015

El presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, José Luis Casero, ha hablado de un 2015 de "luces y sombras", luces hacen referencia al adelanto del 'prime time' "aunque después hubo sombras porque esto duró poco".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Expertos en conciliación lamentan que el teletrabajo sea "la gran asignatura pendiente" de 2015

Expertos en conciliación lamentan que el teletrabajo sea "la gran asignatura pendiente" de 2015

MADRID.- Expertos en conciliación han señalado que este 2015 ha sido un año de "luces y sombras" en la materia, aunque ven "con esperanza" el 2016, un año en que, a su juicio, la gran asignatura pendiente será el desarrollo del teletrabajo.

El presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), José Luis Casero, ha hablado de un 2015 de "luces y sombras", luces hacen referencia al adelanto del 'prime time' "aunque después hubo sombras porque esto duró poco", ha ironizado.

Por ello, ha indicado que tiene "esperanza" en el próximo año ya que espera que el partido que lidere el futuro Gobierno "cumpla lo prometido porque los programas electorales recogían las propuestas de la asociación". "Vigilaremos que lo que se dice en los programas se cumpla", ha apostillado.



En este sentido, Casero, que ocupa la presidencia de esta asociación desde el mes de enero --en sustitución de Ignacio Buqueras--, ha recordado que ARHOE mantuvo contactos con varias formaciones antes de las elecciones, partidos a los que da "un aprobado alto" por hacerse eco de sus propuestas. "No se trata de que estemos contentos porque nuestras propuestas figuran en los programas: se trata de que, cuando tengan ocasión, lo cumplan y lo hagan", ha aseverado.

En el campo de los avances, Casero también ha hecho alusión a "la mayor sensibilización" en la materia por parte de los medios de comunicación y de los ciudadanos --de quienes reciben "muchos ánimos"--, así como de las empresas, independientemente de su tamaño. "Es un placer dirigirse a alguna empresa y descubrir que tienen medidas de conciliación", ha afirmado, aunque también ha lamentado que "otras muchas no lo hacen". En cualquier caso, ha constatado que "el movimiento va creciendo y se va consolidando", más allá de la petición del cambio de hora.

"Tan importante es eso como también que las empresas ajusten sus horarios para que sus empleados puedan conciliar, o que los padres seamos corresponsables o los niños no vean programas hasta altas hora de la noche"

"Tan importante es eso como también que las empresas ajusten sus horarios para que sus empleados puedan conciliar, o que los padres seamos corresponsables o los niños no vean programas hasta altas hora de la noche. No sirve de nada si no atacamos el fondo de la cuestión", ha afirmado.

Por su parte, la directora de CVA, Marisa Cruzado, ha asegurado que "la implantación de las políticas de flexibilidad en las empresas españolas responden a una realidad bipolar" pues "por un lado, hay empresas que avanzan en su desarrollo desde el convencimiento de su impacto positivo en los resultados. Estas, además de medidas de coste cero como la flexibilidad horaria, invierten en tecnología para mejorar opciones de teletrabajo y evolucionan hacia un modelo de gestión a medida del empleado, que se adapta a este y cambia según cambian sus necesidades".

"En el otro, están las empresas que se quedan en el maquillaje de sus políticas, porque mantienen una estructura presencial basada en un modelo productivo de control", ha puntualizado, al tiempo que ha precisado que "en estas dos realidades hay empresas de todos los tamaños, multinacionales o no y de todos los sectores".

"Teletrabajo, la asignatura pendiente"

Por ello, ha subrayado que "el cambio de modelo es una cuestión de voluntad de la alta dirección" y que se trata "tanto un tema de inversión, como de querer cambiar la forma de hacer las cosas", en el que el tamaño o el sector de actividad "no reducen los beneficios de implantar un modelo flexible".

"Durante 2015 y en líneas generales, ha aumentado el número de empresas que implanta políticas de protección a la maternidad y la paternidad; la flexibilidad horaria se ha mantenido como la medida más extendida lamas valorada por empleados /as y se mantiene sin cambios el teletrabajo. Esta es la gran asignatura pendiente", ha aseverado.

Por último, desde la Fundación máshumano, Carla Pérez, ha señalado que esta institución percibe "un cambio de modelo" ante "la creación de entornos de trabajo flexibles, en los que las personas son la clave del negocio" que implica "nuevas formas de pensar las empresas, actuando en un entorno competitivo global pero con un espíritu emprendedor y socialmente responsable".

"Es ahora más que nunca cuando ser más humano cobra sentido, es ahora cuando ser socialmente responsable es una obligación para triunfar en el mercado, cuando los accionistas están penalizando a las empresas que no cumplen con los estándares de sostenibilidad, cuando la huella que dejan las empresas y las personas es diferencial", ha afirmado.