Público
Público

Exportación de armas ONG reclaman el fin del envío de armas a Arabia Saudí sin control y bajo secreto

Amnistía Internacional, Greenpeace, FundiPau y Oxfam Intermón denuncian el "incumplimiento de la legislación española y europea y del Tratado sobre el Comercio de Armas".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Buque Esperanza, de Greenpeace, en el puerto de Bilbao, desde donde las ONG han hecho la protesta. ARMAS BAJO CONTROL.

Los directores de las cuatro ONG que forman la campaña Armas Bajo Control (Amnistía Internacional, Greenpeace, FundiPau y Oxfam Intermón) han reclamado a la Secretaria de Estado de Comercio del Gobierno español el cese de las exportaciones de armas a países como Arabia Saudí que puedan usarse en el conflicto de Yemen. Los directores de las ONG han hecho la petición desde el puerto de Bilbao, de donde, según los informes recibidos, en el último año han partido más de 300 contenedores con explosivos con destino a Arabia Saudí que podrían ser usados en el conflicto de Yemen.

Según la ONU, desde marzo de 2015, al menos 5.144 civiles han perdido la vida y 8.749 han sido heridos en esta guerra, donde las partes enfrentadas han cometido graves violaciones del derecho internacional y casi 19 millones de personas desplazadas dependen de la ayuda humanitaria.

En un informe publicado asimismo este viernes, Armas Bajo Control denuncia que los más de 650 millones de euros de armas exportadas por España a Arabia Saudí desde el inicio del conflicto en Yemen, en marzo de 2015, “son un ejemplo paradigmático del incumplimiento de la legislación española y europea y del Tratado sobre el Comercio de Armas, así como de la opacidad y falta de control existente en el sector” cuando se cumplen 10 años de la adopción de la ley española sobre comercio de armas.

El estudio denuncia que el hecho de que las actas de la Junta Interministerial que aprueba las exportaciones de armas sean secretas (por un acuerdo del Consejo de Ministros de marzo de 1987, en virtud de la Ley de Secretos Oficiales de 1968), imposibilita la rendición de cuentas adecuadas sobre las exportaciones de armas. El informe, además, expone las “carencias” de control del uso de las exportaciones realizadas, analiza las claves de la autorización de las exportaciones y examina la apuesta gubernamental por la exportación de armas.

“Es urgente poner fin a las exportaciones a Arabia Saudí que puedan utilizarse en Yemen, revocando las ya aprobadas y no negociando nuevos contratos. Asimismo, es imprescindible adoptar medidas para mejorar la transparencia, el análisis de riesgo del uso de las armas previo a las autorizaciones, el control del uso de las armas exportadas y la necesidad de control parlamentario previo de determinadas exportaciones sensibles”, señala el informe en sus conclusiones.

Armas Bajo Control hace además ocho recomendaciones al Gobierno y a los grupos parlamentarios, entre las que destacan la creación de una subcomisión parlamentaria que revise la aplicación de la Ley con motivo del 10º aniversario de su adopción y que la reforma de la Ley de Secretos Oficiales de 1968, impulsada por el PNV, se adecúe a las normas internacionales de derechos humanos.

“Es inaceptable que la respuesta del Gobierno al conflicto de Yemen, la mayor crisis humanitaria del mundo según la ONU, con al menos siete millones de personas al borde de la hambruna y donde cientos de miles sufren cólera, sea reducir la ayuda humanitaria y vender armas sin control”, ha manifestado José María Vera, director de Oxfam Intermón.

“Da la sensación de que el secretismo del comercio de armas es un instrumento más de la política oficial de apoyo a la exportación de armamento, para el agrado de las empresas del sector. De hecho, estas exportaciones se han incrementado sustancialmente en los últimos años y en la legislatura 2012-2015 ascendieron a 13.000 millones, el doble de la anterior”, ha dicho por su parte Mario Rodríguez, de Greenpeace.