Público
Público

Una familia denuncia que Castilla-La Mancha deja sin ayudas a su hijo con parálisis cerebral

En Castilla-La Mancha, cuando un niño con dificultades cumple 3 años pierde su derecho a recibir atención temprana gratuita. Cuando cumple 6 en casos excepcionales.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3
Comentarios:

Imagen de la campaña en change.org que ha lanzado la familia de Iker.

Iker es un niño de 6 años que tiene parálisis cerebral. Sus padres han iniciado una petición en Change.org para denunciar que en Castilla-La Mancha, a partir de los 6 años, el paciente pierde el derecho a recibir determinadas terapias que mejoran su salud.

Hasta hace poco, Iker acudía a sesiones de fisioterapia, de hidroterapia y de terapia ocupacional que han logrado que su estado evolucione positivamente. No obstante, según cuentan los padres del niño, ahora deben buscarse la vida para pagar centros privados si desean que su hijo continúe mejorando.

"Si un niño como Iker deja de ir a terapia y ya no tratan sus músculos, sufrirá deformaciones muy graves en su estructura ósea. Si no fortalece sus pulmones como hacía hasta ahora, correrá más riesgo de sufrir infecciones. Y así con un montón de problemas que podrían evitarse simplemente continuando sus terapias", denuncian. 

La familia vive en Villanueva de Bogas (Toledo) y en su comunidad autónoma la atención temprana para personas con discapacidad se da, generalmente, hasta los tres años, aunque se puede alargar hasta los seis en situaciones excepcionales.

Por ello han iniciado una petición para pedirle a la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha que acabe con esta restricción que impide recibir atención temprana a los niños mayores de 3 y 6 años que la necesitan. Y para solicitar al Ministerio de Sanidad de España que no permita que esto siga pasando en Castilla-La Mancha ni en otras comunidades autónomas.

"No solo aquí sino también en muchos otros puntos de España, están obligando a que los padres busquemos alternativas privadas que no todos podemos financiarnosEsto no es ni justo ni rentable. No es justo porque Iker y el resto de los niños no dejan de necesitar sus terapias solo por el mero hecho de cumplir 3 o 6 años. Y no es rentable porque la Seguridad Social tendrá que costear las intervenciones que los niños como él van a necesitar muy pronto si su deterioro progresivo no se evita a tiempo." Este es el mensaje incluido en la petición que ya ya ha obtenido más de 90.000 firmas.