Público
Público

Feminicidos "No fue el fuego, fue el Estado": clamor popular contra la muerte de 40 niñas en el albergue de Guatemala 

Las protestas trasciende del país. Madrid tendrá la suya frente a la embajada guatemalteca organizada por la Asociación de Mujeres de Guatemala: "Lo ocurrido es fruto de la negligencia y de la mala actuación del Estado", dice su presidenta. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Imágenes de la protesta ante el Palacio Nacional de Ciudad de Guatemala. REUTERS/Saul Martinez

Varios días llevan de vigilia un grupo de manifestantes reunidos en Ciudad de Guatemala para pedir la renuncia del presidente. "Fue el Estado" es el lema que ha resonado desde Costa Rica hasta Madrid. En la capital, la Asociación Mujeres de Guatemala convoca una protesta ante la embajada de Guatemala. La razón: "Exigimos justicia, medidas de reparación y que se depuren las responsabilidades" por la muerte de al menos 40 niñas en el albergue Hogar Seguro Virgen de la Asunción, después de un incendio el pasado ocho de marzo.

"Protestamos contra el aparato institucional. Las niña estaban bajo tutela del Estado de Guatemala, desde el mando más bajo al alto tienen las manos manchadas de sangre", lanza Mercedes Hernández, presidenta de la Asociación de Mujeres de Guatemala. Ellas convocan una protesta para este miércoles frente a la embajada en Madrid. 

"Estamos de luto junto a toda Guatemala y la Comunidad Internacional porque lo ocurrido es fruto de la negligencia y de la mala actuación del Estado y su incapacidad de respuesta frente a la muerte de estas niñas", denuncia. 

"Las niña estaban bajo tutela del Estado de Guatemala, desde el mando más bajo al alto tienen las manos manchadas de sangre"

Según la prensa local, en el Hogar Seguro residían hasta 700 menores, pese a que su capacidad es para 400. El lugar supuestamente brinda protección a niñas, niños y adolescentes víctimas de cualquier tipo de violencia aunque ha recibido denuncias reiteradas por los abusos y malos tratos que reciben los residentes.

Según el defensor de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), Abde Paredes, el fuego fue originado por ellas mismas en unos colchones, como forma de protesta por los abusos sexuales y físicos que sufren en el hogar. De hecho, la noche antes del incendio, 60 menores trataron de escaparse del centro. A la mañana siguiente, encerraron a muchos de ellos bajo llave y fue cuando las niñas prendieron fuego a las colchonetas para llamar la atención de las autoridades. 

Imágenes de la protesta ante el Palacio Nacional de Ciudad de Guatemala. REUTERS/Saul Martinez

Este caso no es nuevo: desde el 2013 se han presentado denuncias ante la fiscalía y Procuraduría de Derechos Humanos por abusos sexuales, al parecer llevados a cabo por los mismos empleados del Hogar Seguro. Hay incluso acusaciones de trata para la explotación sexual.

La periodista chilena Carolina Vásquez Araya ya denunció que "los niños y niñas de este Hogar Seguro duermen hacinados en el suelo, se alimentan a medias y algunos escapan de esa situación degradante", incluso hubo una desaparición de "31 niñas entre el 28 y 29 de septiembre, sumadas a las 99 registradas hasta ese momento". Los dedos acusatorios apuntan al presidente del país, Jimmy Morales.

"El presidente tiene responsabilidad penal por omisión, por su papel de garante; él tuvo conocimiento desde antes del incendio porque sabía del amotinamiento y no fue capaz de gestionar la crisis", lamenta Hernández. Además, achaca la responsabilidad a la esposa de Morales, directora de la Secretaría de Bienestar Social. "También tuvo que saber de las denuncias previas, es su obligación, no puede escudarse en el desconocimiento", puesto que la propia Procuradoría había interpuesto una denuncia ante la Comisión iberoamericana de Derechos Humanos y organizaciones como Mujeres Tranformando el Mundo ya pidieron el cierre del centro. 

Manifestantes protestan para pedir justicia por la muerte de las 40 niñas frente a la sede de la Embajada de Guatemala en San José (Costa Rica). Con mensajes que decían "Justicia", "Estado femicida", "Vivas nos queremos", "No fue el fuego, fue el Estado" y "Estado criminal". EFE/Jeffrey Arguedas

La culpa: el presidente del país

Un partido de la oposición ha presentado una denuncia penal contra el propio Morales por su presunta responsabilidad en el incendio. Los delitos que le imputan son "incumplimiento de deberes, abuso de autoridad, tortura y ejecución extrajudicial". Según la Bancada de la Dignidad de Convergencia, el presidente tenía conocimiento de la situación que vivían las niñas en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

La diputada manifestó que la omisión y la acción del mandatario, que reconoció que se había encerrado bajo llave a las niñas para establecer el control en el centro después de un intento de fuga, pudieron ser causas de la tragedia, que es investigada por el Ministerio Público.

El pasado lunes tres exfuncionarios del Gobierno de Guatemala que eran responsables del albergue fueron detenidos acusados de los delitos de "homicidio culposo, incumplimiento de deberes y maltrato contra personas menores de edad", entre ellos, el extitular de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia y el exdirector del Hogar Seguro.

De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en Guatemala dos niños fallecen al día, otros 40 se quedan huérfanos a consecuencia de la violencia, unos 31 sufren maltrato y 23 son víctimas de abusos sexuales, lo que se traduce en que 6 niñas dan a luz a diario bebés tras una violación.