Publicado: 23.11.2015 13:15 |Actualizado: 23.11.2015 13:17

El fiscal pide 2 años de cárcel para dos mossos por la pelota de goma con la que Ester Quintana perdió un ojo

Considera que el agente disparó tras una orden de su superior aunque la situación no lo requería y que los disparos se realizaron "sin adoptar todas las medidas de precaución necesarias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ester Quintana

Ester Quintana

BARCELONA.- La Fiscalía ha pedido dos años de prisión para un subinspector de Mossos d'Esquadra y un agente como presuntos responsables del caso Ester Quintana, que perdió un ojo presuntamente por el disparo de una pelota de goma en la huelga general del 14 de noviembre de 2012.

En el escrito de acusación del 29 de octubre, la Fiscalía reclama también cuatro años de inhabilitación para los policías E.C.P. y LL.B.B., a quienes considera responsables de un delito de lesiones por imprudencia grave prevista.

Según el relato del escrito, los agentes formaban parte de tres furgonetas de la Unidad de Brigada Móvil de los Mossos que estaban en el paseo de Gràcia de Barcelona sobre las 21.00 horas, "quedando escasos manifestantes que estaban en fase de dispersión" y que no portaban armas ni instrumentos peligrosos, apunta.



La Fiscalía considera probado que el subinspector ordenó al agente que disparara pelotas de goma, aunque el contexto "no requería en modo alguno el disparo de pelotas de goma y podían servirse de otros medios menos lesivos". Los disparos se realizaron "sin adoptar todas las medidas de precaución necesarias", y fueron efectuados por el agente, escopetero de una furgoneta Drago-40, según Fiscalía. El texto reitera que el agente efectuó dos disparos sucesivos aunque "no existía riesgo alguno para su persona, para el resto de integrantes de la unidad ni para terceros".

Fiscalía afirma que una de las dos pelotas impactó en el ojo izquierdo de Ester Quintana, que se encontraba a 40 metros en el cruce de paseo de Gràcia con Gran Via y se giró para ver si su acompañante la seguía. A causa del impacto, Quintana sufrió el estallido del ojo ocular y la laceración desde el lado interno del párpado superior, entre otras heridas, por las que fue trasladada al Hospital de Sant Pau de urgencia, y después ingresada en el Vall d'Hebron para ser operada. Quintana, que tardó en curar su herida 562 días, tiene reconocido un grado de incapacidad del 69% y una incapacidad total y permanente para sus ocupaciones habituales.

La Conselleria de Interior de la Generalitat indemnizó en septiembre a Quintana con 260.931 euros, tras un acuerdo con la aseguradora del departamento (Segurcaixa), a pesar de lo cual la acusación no renunció a la acción penal. La aseguradora consignó el dinero como responsabilidad civil, lo que cubre las secuelas estéticas, afectación emocional, pruebas médicas, peritajes y costes judiciales hasta primera instancia.

La abogada de Quintana aseguró que con este pago Interior reconocía "lo que hasta ahora ha ido negando" ya que considera que la asegurada no habría hecho frente a esta indemnización si no hubiese pruebas contundentes de que la mujer perdió el ojo por una pelota de goma.

Interior siempre ha negado que las heridas fueran consecuencia de un disparo policial, aunque, en una vista ante la Audiencia de Barcelona en julio la defensa de los agentes, con nuevos abogados, reconoció que habían sido provocadas por un proyectil de los Mossos, aunque insistió en que habían sido otros policías.