Público
Público

La Fiscalía pide 3.000 euros a las participantes en la "procesión del coño insumiso"

Acusa a las tres mujeres de un delito contra los sentimientos religiosos, al considerar que pretendían "hacer mofa de los símbolos y dogmas para quienes profesan la religión católica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Imagen de la 'Procesión del santísimo coño insumiso'

La Fiscalía de Sevilla pide una multa de 3.000 euros a cada una de las tres mujeres acusadas de un delito contra los sentimientos religiosos cometido con "la procesión del coño insumiso", en el que portaron una gran vagina de látex por el centro de la ciudad, al considerar que se mofaba de los católicos.

En su escrito de acusación, la fiscal encargada del caso explica que las tres mujeres, sin antecedentes penales, participaron en una manifestación convocada el 1 de mayo de 2014 en compañía de otras personas que no han sido identificadas.

La convocatoria se llamó "Aquelarre feminista" y en ella se incluía una vagina de látex de grandes dimensiones que portaban en andas bajo el nombre "Procesión de la Anarcofradía del santísimo coño insumiso y el santo entierro de los derechos socio-laborales", con la que pretendían "hacer mofa de los símbolos y dogmas para quienes profesan la religión católica", según la Fiscalía.

La estructura estaba acompañada de todos los ornamentos que usualmente distinguen a las imágenes de la representación de la Virgen María en los pasos que procesionan en la Semana Santa de Sevilla, explica la acusación pública.

En este sentido, la Fiscalía precisa que la gran vagina iba adornada con un manto similar a los usados en los pasos de Sevilla, con flores en la base y con las portadoras vestidas con capirotes como los de los nazarenos, con mantillas y con peinetas en señal de luto por la muerte de Jesucristo.

Todas ellas usaron durante el recorrido un megáfono con proclamas diversas, con las que "trataban de atacar las verdades inmutables que constituyen la base de la Fe Católica y burlarse de los referentes que dicho colectivo considera sagrados", añade la Fiscalía.

Las acusadas gritaron expresiones como "La Virgen María también abortaría" o "Vamos a quemar la Conferencia Episcopal", y también cambiaron el texto de varias oraciones "con la finalidad de ridiculizar los dogmas de la fe católica".

Una de las oraciones que cambiaron fue el Credo de los católicos: "Creo en mi coño todopoderoso", "creo en mi orgasmo, mi única norma, nuestro placer, que fue concebido por obra y gracia de mis pulsiones sexuales, nació de mi decisión libre, padeció bajo el poder del terrorismo machista, fue condenado, quemado e invisibilizado".

En similares términos reprodujeron la oración que emulaba el Ave María: "Dios te salve vagina, llena eres de gracia, el coño es contigo, bendita tú eres entre todas nuestras partes y bendito es el fruto de tu sexo, el clítoris".

La procesión, además de recorrer calles de gran afluencia, pasó por delante de varias iglesias y fue grabada en vídeo, que se difundió en varias páginas webs, concluye la Fiscalía.

El escrito de acusación se ha presentado después de que el juzgado de instrucción 10 de Sevilla acordara la apertura de juicio oral contra las tres mujeres: M.R.B.M., A.A.T. y O.I.L.C., a las que requirió una fianza de 3.600 euros a cada una.

En junio del año pasado, la juez Pilar Ordóñez archivó provisionalmente el caso, que reabrió la Audiencia de Sevilla tras un recurso presentado por la Asociación de Abogados Cristianos.