Publicado: 06.09.2016 13:20 |Actualizado: 07.09.2016 20:07

El incendio de Xábia y Benitatxell, estabilizado

Ha provocado la evacuación de más de 1.400 personas y han quemado casas en 812 hectáreas. Ahora preocupa el fuego en Bolulla, que avanza por el intenso calor y la adversa orografía. La Guardia Civil se está centrando en hallar a los culpables.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Vista general de la columna de humo del incendio que asola parte de los municipios alicantinos de Xábia y Benitatxell. EFE/Juan Carlos Cárdenas

Vista general de la columna de humo del incendio que asola parte de los municipios alicantinos de Xábia y Benitatxell. EFE/Juan Carlos Cárdenas

ALICANTE.- El incendio forestal de Xàbia y Benitatxell (Alicante), que ha provocado la evacuación de más de 1.400 personas y quemó casas en 812 hectáreas desde el pasado domingo, se ha dado por estabilizado a las 20:21 horas de este martes, según han informado fuentes del Centro de Emergencias de la Generalitat.

Este incendio obligó a evacuar a 1.400 personas y ha calcinado unas 820 hectáreas, mientras que los vecinos están regresando a sus viviendas poco a poco.

Las labores de extinción se centran ahora en el incendio de Bolulla, que también afecta a los vecinos términos de Tárbena y Callosa d'Ensarriá, donde se espera que la bajada de las temperaturas esta noche y un aumento de la humedad relativa que podría contribuir a estabilizar el incendio forestal. 



Así lo ha informado hoy el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, en declaraciones a los periodistas en el puesto de mando avanzado (PMA) ubicado en las afueras de Xàbia.

Del fuego de Benitatxell y Xàbia, ha explicado que la pasada noche hubo un rebrote en la urbanización Cumbre del Sol, donde ayer se quemaron algunas viviendas, aunque este episodio fue atajado en una hora y media por los bomberos. Moragues ha relatado que prácticamente no hay llamas en este incendio y que ya se halla perimetrado, por lo que "la previsión es que en unas horas acabe estabilizado".

La situación de estabilización se produce cuando no hay llamas pero sí sale humo de la tierra, y únicamente cuando deje de haber esto último se dará oficialmente por controlado.

Ha indicado que anoche comenzaron los realojos de las 1.400 personas evacuadas, labores que se siguen desarrollando con la ayuda de la Guardia Civil y las policías locales de ambos municipios.

La mayor parte de los desalojados son residentes extranjeros de avanzada edad, que en estas horas vuelven a sus domicilios para comprobar el estado de sus viviendas y a los que se proporcionará atención psicoasistencial. Además, hay desplegado un amplio dispositivo para tratar de que no haya rebrotes ya que el suelo sigue estando caliente y con rescoldos.

Moragues ha agradecido el despliegue de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con 222 soldados, 16 autobombas y nodrizas y un helicóptero, así como los trece medios aéreos del Ministerio de Agricultura, entre ellos aviones Foca de gran capacidad, y a la Cruz Roja por los dos albergues abiertos.

También ha indicado que la Guardia Civil ha reabierto las carreteras autonómicas CV-742 y CV-747, y ha expresado su felicitación a los vecinos de Xàbia y Benitatxell porque "se han volcado demostrando solidaridad y compromiso".

En cuanto al incendio de Bolulla, Moragues ha apuntado que los medios aéreos que operaban en Xàbia se han dirigido a este paraje agreste de alto valor ecológico, en cuyas inmediaciones se hallan las conocidas y turísticas Fuentes del río Algar.

El delegado del Gobierno ha recalcado que es una zona casi "inaccesible, muy abrupta", lo que provoca que las tareas se basen en las descargas de agua mediante los medios aéreos.

También ha lamentado que, como en las últimas jornadas, continúe el intenso calor y la baja humedad relativa del aire, aunque la buena noticia es que han amainado algo los vientos.

En Bolulla ha sido necesario desalojar unas 40 viviendas con cien personas, que han tenido acomodo en casas de familiares, amigos o vecinos, sin hacer uso de los dos albergues abiertos en el centro cultural de la población y en el polideportivo de la vecina localidad de Callosa d'Ensarriá.

Moragues ha incidido en que el territorio afectado por las llamas en Bolulla es una zona "con gran valor ecológico, ambiental y un gran patrimonio medioambiental" por lo que este suceso supone, al igual que lo sucedido en Xàbia y Benitatxell, "otra tragedia ambiental".

La Guardia Civil está buscando a los autores del incendio y manejan varias hipótesis. La más probable es la de un grupo organizado de tres personas que se desplazan en dos vehículos y que están muy familiarizados con la zona. Varios testigos les sitúan en la zona del primer foco del incendio.