Público
Público

El fútbol zaragozano no quiere mujeres

Los 28 clubes que gestionan instalaciones municipales se plantan contra la propuesta de crear equipos femeninos en tres años que el ayuntamiento prevé incluir en los contratos de cesión de los estadios.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El único club de fútbol femenino de la capital aragonesa compite en primera división, pero carece de estadio y se ve obligado a alquilar campos para que sus nueve equipos puedan entrenar y jugar / FÚTBOL FEMENINO ZGZ

El fútbol femenino es de primera en Zaragoza mientras el masculino no pasa de segunda. Sin embargo, la práctica totalidad de los 28 clubes que ocupan estadios municipales en la capital aragonesa han hecho frente común contra la iniciativa del equipo de gobierno de ZeC (Zaragoza en Común) para promocionar el primero.

La iniciativa del concejal de Deportes, Pablo Híjar, para regularizar el uso de los 28 recintos municipales, que suman 42 terrenos de juego de fútbol 7 y fútbol 11, ha levantado una intensa polémica. Contempla establecer contratos de cesión de diez años –seis más dos prórrogas de dos- con varias condiciones: el consistorio asume los gastos de agua, luz y mantenimiento del césped, que pueden suponer entre 60.000 y 80.000 euros al año por instalación, mientras los clubes limitan a 350 euros las cuotas de los niños –algunas superan hoy los 600-, sacan a concurso la explotación de los bares y pueden subarrendar los campos de acuerdo con una tabla oficial de precios.

No es que apoyen esos planteamientos, aunque la condición que ha resultado más polémica ha sido la propuesta de que los clubes que ocupan instalaciones públicas deban contar en tres años con un equipo femenino.

El rechazo de los directivos del fútbol base local resulta sintomático en una ciudad en la que un equipo masculino en segunda división –el Real Zaragoza SAD- y otro en segunda B –el CD Ebro- juegan en instalaciones municipales mientras el Zaragoza CFF, que lleva trece años en la división de honor femenina y ha sido dos veces subcampeón de Copa, tiene que gastarse cada año más de 30.000 euros en alquilar campos de juego para entrenar y para competir.

"No faltan chicas, faltan plazas"

“No faltan chicas, faltan plazas”, sostiene Rubén Alcaine, directivo del club femenino, que con nueve equipos gestiona 150 de las 1.646 fichas de jugadoras de la comunidad. Las masculinas son 37.260 (fútbol sala incluido, en ambos casos). “Parece que estemos a 50 años de Europa”, explica, mientras señala la pujanza del fútbol femenino a nivel estatal, donde la relación es de 40.524 licencias por 869.327 y en comunidades como Catalunya se han cuadruplicado en cinco años y la superan las 7.600. “El fútbol femenino está en alza, y ya era hora”, anota.

“Planteamos que en tres años todos los clubes que gestionen instalaciones municipales tengan al menos un equipo femenino”, señala Híjar, que reconoce las dificultades para ponerlos en marcha que puede haber por motivos demográficos en algunas zonas de la ciudad como los barrios rurales, asegura que “vamos a ser flexibles” y marca como objetivo que al acabar ese trienio “haya en Zaragoza al menos unos 15 equipos de chicas”.

Ángel de Miguel, presidente del CD Oliver, que gestiona 27 equipos en los que participan más de 400 niños, expone la postura generalizada entre los directivos locales: “estamos a favor del fútbol femenino, pero no de que se nos imponga formar un equipo en un plazo determinado. Nadie se resiste al fútbol femenino, nos negamos a que se nos imponga por decreto y como una condición en un contrato, con penalización por no cumplirlo”, indica, al tiempo que señala que esa forma de promocionarlo “puede ser perjudicial”.

¿28 equipos en tres años?

Su club, asegura, tiene intención de poner en marcha un equipo femenino, “pero no hay demanda”, sostiene, mientras llama la atención sobre los elevados costes -“entre 40.000 y 50.000 euros al año”- que supondría mantenerlo por los largos desplazamientos que conlleva la escasez de formaciones en la comunidad. “En Aragón hay veinte equipos femeninos, ¿cómo va a haber 28 más en tres años?”, apunta.

Su criterio diverge por completo del que tiene Alcaine: “No es que nosotros seamos especiales, es que ofrecemos plazas”. También realizan campañas en colegios y clínicas de formación tras los que las chicas se inician en el fútbol.

El ayuntamiento, por otro lado, está manteniendo contactos con expertos en fútbol femenino –entre ellas, algunas exdeportistas- para tantear la posibilidad de que asesoren a los clubes locales en este proceso. Los responsables de Deportes también estudian la posibilidad de poner en marcha una base de datos sobre jugadoras de fútbol.

Algunas decenas de muchachas practican el fútbol en la capital aragonesa, aunque con obvias dificultades por la escasez de equipos. Pueden jugar en equipos mixtos hasta los 13 años, pero a partir de esa edad solo tienen tres alternativas: entrar en uno de los equipos del Zaragoza CFF, buscar plaza fuera de la ciudad o competir con adultas de hasta 52 años.

Sólo 28 de 996

La iniciativa del ayuntamiento, en cualquier caso, solo afecta a 28 de los 996 clubes de fútbol de la comunidad, que son los que gestionan estadios municipales en Zaragoza. En ellos juegan unos 8.000 niños, mientras otros tantos se reparten entre los que poseen instalaciones propias y los que juegan de alquiler.

Mientras tanto, el Zaragoza CCF ha registrado en el ayuntamiento una instancia en la que reclaman que se les adjudique la gestión de un estadio municipal y muestran su acuerdo con las condiciones del contrato que el consistorio propone a los clubes que los gestionan ahora. Paralelamente, otras entidades que no disponen de campo municipal barajan realizar iniciativas en el mismo sentido. Reclaman, en todos los casos, que la gestión de los campos sea adjudicada con concurrencia pública.

“En Zaragoza hay 20.000 fichas de futbolistas que no se entenderían sin el esfuerzo que el ayuntamiento ha hecho en los últimos años para apoyar este deporte”, explica Híjar, que estima que “el 60% de la oferta en la ciudad es pública” y que recuerda que hay previstas inversiones en los campos por más de tres millones de euros.

La capital aragonesa ofrece el ratio más elevado del país en jugadores por habitantes. ¿Mejorará el de jugadoras? El concejal espera que sí. “No hay ningún enfrentamiento con los clubes, estamos haciendo lo posible por cederles los campos”, dice.

"Ni una sola chica se presentó, ni UNA"

Desde el Atlético Escalerillas, club de fútbol ubicado en el barrio Oliver de Zaragoza, señalan a Público que en el año 2015 intentaron "por enésima vez" crear un equipo femenino, difundiendo la convocatoria en todas sus redes sociales, a padres, conocidos, amigos, vecinos... "Ni una sola chica se presentó a pedir información, ni UNA. Ojalá tuviéramos un equipo femenino, o mejor dos, ¿por qué no? Las cosas no se imponen por decreto. Hay que fomentar el fútbol femenino, por supuesto, pero nunca imponerlo", aseguran desde el club, dando otra visión sobre esta situación.