Publicado: 04.07.2015 13:10 |Actualizado: 04.07.2015 13:10

¿Tiene género la Ciencia?

Inés Sánchez de Madariaga, directora de la Unidad de Mujeres y Ciencia del Ministerio de Economía, afirma que los hombres tienen un 2,5% más de posibilidades de contratación que las mujeres. Asegura que la Comisión Europea está planteando crear una directiva para fomentar la igualdad de género.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
CIENTÍFICA ESPAÑOLA

Los hombres tienen un 2,5% más de posibilidades de contratación que las mujeres en el mundo de la Ciencia. EFE

EL ESCORIAL/MADRID.- Las mujeres en el mundo académico tienen miles de barreras. El simple hecho de ser madre ya es un impedimento. “Las mujeres no reciben apoyo ni dentro ni fuera de su casa y la maternidad es el principal obstáculo”. En el trabajo “asumen una mayor carga docente pero son menos reconocidas por catedráticos o jefes de departamento”. Sin embargo, éste no es reconocido: “son menos citadas en los trabajos de investigación, se les da menos premios...” Un largo etcétera que parece no acabar nunca. “Además, las ideas propuestas por una mujer no son escuchadas y en las cartas de recomendación son solo trabajadores y constantes, mientras que los hombres son genios y brillantes”.



La luz femenina no brilla en el mundo científico. Así lo explica Inés Sánchez de Madariaga, directora de la Unidad Mujeres y Ciencia de la Secretaría de Investigación I+D+I (Ministerio de Economía y Competitividad), que sostiene basándose en el Libro Blanco de las Mujeres en la Ciencia publicado en 2011 en España, que los hombres tienen un 2,5% más de probabilidad de contratación; si las mujeres tienen hijos, tienen un 3% más de probabilidad; y ellos mismos son los padres, tienen un 4% más –los datos comparan a hombres y mujeres de misma edad, misma edad académica y misma productividad científica-.

Madariaga, durante la presentación del curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) Mujeres en ciencia, afirma que en España los hombres y las mujeres no tienen las mismas oportunidades en el mundo científico, según el índice de techo de cristal, indicador del informe She figures –publicado en 2013-.

Inés Sánchez de Madariaga, directora de la Unidad de Mujeres y Ciencia del Ministerio de Economía

Inés Sánchez de Madariaga, directora de la Unidad de Mujeres y Ciencia del Ministerio de Economía.

La directora de UMYC asegura que este sesgo en el mundo laboral de la ciencia “hace relativamente poco que se asume y se reconoce” y el único país que advierte del mismo es EEUU. “Estados Unidos alerta de estos sesgos en los comités de contratación”.

Europa, por su parte, empezó a trabajar en los años 90 sobre esta desigualdad de género. Actualmente, la Comisión Europea “está definiendo unos indicadores para que los Estados miembros los reporten. Creo que en algún momento la Comisión va a hacer una directiva sobre igualdad, pero es un proceso continuo y comunitario”, subraya Madariaga.
Es, sin embargo, el Parlamento Europeo el órgano “con mayor compromiso de igualdad de género”. Aun así, Madariaga destaca que “el grado de interés y de capacidad de acción de los diferentes organismos dependen de las personas que lo formen y de la situación política del país”.

Las instituciones dan luz verde a los proyectos de género “por una confluencia de circunstancias”. “Los temas de género nunca suceden en el quehacer de las circunstancias habituales, sino porque las mismas confluyen”, asegura Madariaga.

El problema de esta situación es que muchas mujeres científicas se quedan por el camino hacia sus metas académicas. “Algunas tiran la toalla y se pasan a la administración, a la gestión, a campos aledaños”, asegura la doctora. Las barreras son tantas que muchas no consiguen entrar en el mundo de la ciencia. No consiguen cumplir su sueño por la gran barrera del género.