Público
Público

Glifosato La UE no es capaz de cerrar un acuerdo sobre el uso del controvertido glifosato

La Comisión Europea no encuentra el respaldo suficiente para renovar la licencia del herbicida de Monsanto y retrasa nuevamente la decisión hasta finales de noviembre. 

Publicidad
Media: 1.33
Votos: 3
Comentarios:

Activistas de Avaaz protestan en contra de la renovación de licencia del glifosato en Bruselas. EFE

La Unión Europea no es capaz de cerrar un acuerdo sobre el futuro del polémico glifosato, el herbicida más usado del mundo, que está generando un agrio debate en el seno comunitario.

Los Estados miembros, reunidos en el comité permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos, debían tomar este jueves una decisión definitiva sobre la renovación de la licencia del agroquímico, que tras una prórroga temporal de 18 meses, expirará el próximo 15 de diciembre. Pero, tal y como ha ocurrido en intentos anteriores, “no se ha podido alcanzar una mayoría cualificada ni a favor ni en contra”, informó la Comisión.

El Ejecutivo comunitario someterá ahora la propuesta al comité de apelación para que tome una decisión a finales de noviembre. Si tampoco se lograra un acuerdo, la Comisión podrá entonces adoptar su propia postura, aunque sin el respaldo del resto de gobiernos europeos.

La renovación de uso del glifosato en Europa lleva encallada desde hace más de un año por un espinoso debate en torno a sus posibles efectos nocivos para la salud. La oposición al compuesto químico ideado por la multinacional Monsanto en 1974, presente en la mayoría de herbicidas utilizados para la agricultura y la jardinería, ha ido creciendo desde que la Organización Mundial de la Salud lo declarara como “probable cancerígeno” en 2015.

Aunque 14 estados, España entre ellos, se han mostrado este jueves a favor de la propuesta de la Comisión Europea -que plantea otorgar una nueva licencia de cinco años- para tomar una decisión se necesita un apoyo del 55% de los países, que representen al menos al 65% de la población. Algo que de momento no se ha logrado. Francia, Bélgica, Grecia, Italia, Croacia, Chipre, Luxemburgo, Malta y Austria han votado ‘no’. Alemania, Bulgaria, Polonia, Portugal y Rumanía, por su parte, se abstuvieron.

El Parlamento Europeo aprobó también el pasado 24 de octubre un texto en el que por primera vez rechazaba extender la licencia del glifosato y pedía otorgar un plazo de cinco años para su progresiva desaparición de los mercados y espacios comunitarios.

Aunque no es vinculante, el texto supuso una presión política importante. Un día después, la Comisión Europea rebajó su propuesta de renovación de la licencia de 10 a 5 años. Pero el respaldo sigue siendo insuficiente.