Publicado: 30.08.2015 22:40 |Actualizado: 30.08.2015 22:40

Un gran incendio calcina al menos 2.000 hectáreas en Ourense

El viento dificulta las labores de extinción de este fuego, ya que está muy cambiante, a lo que hay que sumar las altas temperaturas registradas en la provincia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un vecino de la localidad de Cabreiro ante las llamas del incendio forestal de Cualedro (Ourense). EFE/ BRASI LORENZO

Un vecino de Cabreiro ante las llamas del incendio forestal de Cualedro (Ourense). EFE/ BRASI LORENZO

OURENSE.- Varias casas han sido desalojadas en la localidad ourensana de Cualedro debido al primer gran incendio del verano en Galicia, cuyas llamas ya han arrasado, al menos, 1.500 hectáreas y se aproximan a las 2.000. El viento dificulta las labores de extinción de este fuego, ya que está muy cambiante, a lo que hay que sumar las altas temperaturas registradas en la provincia.

Así las cosas, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Consellería de Medio Rural, las labores de control, a cuyo puesto de coordinación se ha desplazado la titular del departamento, Rosa Quintana, han encontrado su principal "problema" en el viento y en el humo que se ha originado en la zona.



El incendio comenzó a las 12.12 horas y, en poco tiempo, las llamas devoraron decenas de hectáreas, lo que obligó a activar desde las 15.16 horas de este domingo la alerta denominada situación 2, que implica peligro para las casas. De hecho, al menos una casa no habitada ha sido arrasada por las llamas y ha habido varios desalojos, según han confirmado a Europa Press fuentes de los cuerpos de seguridad.

A última hora de la jornada del domingo, los medios destinados en la zona trataron de controlar el fuego en las zonas de Vilar de Lebres y Muimenta. Para controlar este fuego, han sido desplazados un técnico, nueve agentes forestales, 20 brigadas, 13 motobombas, dos palas, seis helicópteros y nueve aviones. También han acudido miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Concretamente, el Ministerio de Medio Ambiente ha enviado un total de nueve aeronaves: seis aviones anfibios Canadair, de 5.500 litros de capacidad de descarga, procedentes de la base de Labacolla (A Coruña), Matacán (Salamanca) y Torrejón (Madrid) y dos aviones de carga en tierra, de 3.100 litros, de la base de Xinzo de Limia. Este dispositivo se ha completado con un avión de comunicaciones de la base de Matacán y una Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) de Laza (Ourense).

Por otro lado, permanece activo el incendio de Pradocabalos, en el municipio ourensano de Viana do Bolo, desde las 14,13 horas de este sábado. Según las últimas estimaciones provisionales, la superficie afectada es de 213 hectáreas. En las tareas de control han participado un técnico, nueve agentes forestales, 34 brigadas, 14 motobombas, cinco palas, nueve helicópteros y seis aviones.

Por su parte, siguen controlados los fuegos forestales de Pexeiros, también en Viana do Bolo, desde las 13.40 horas de este domingo. Las estimaciones provisionales apuntan que la superficie afectada es de 70 hectáreas. En su extinción han trabajado 10 agentes forestales, 17 brigadas, nueve motobombas, dos palas, siete helicópteros y dos aviones.

También está controlado desde las 7.51 horas de este domingo el incendio que se originó a las 15.30 horas del sábado en el municipio de Manzaneda, en la parroquia de Cernado. Según las estimaciones provisionales, la superficie afectada es de 250 hectáreas en Red Natura. En su extinción han participado dos técnicos, siete agentes forestales, 25 brigadas, nueve motobombas, dos palas, cuatro helicópteros y cuatro aviones.

Controlado, asimismo, está el incendio de Ourense, desde las 00.20 horas de la madrugada del domingo. Comenzó a las 16.10 horas del sábado en la parroquia de Cudeiro y ha calcinado unas 54,9 hectáreas rasas. En su extinción trabajan un técnico, 11 agentes forestales, 27 brigadas, 21 motobombas, dos helicópteros y nueve aviones.

En O Barco de Valdeorras, está controlado desde las 4.40 horas de este domingo un fuego que se inició el sábado, a las 16.35 horas, en la parroquia de Santigoso. La superficie afectada asciende a 66,9 hectáreas. En su extinción participan 13 agentes forestales, 21 brigadas, nueve motobombas, una pala y dos helicópteros.