Público
Público

La Manada El grito de "¡No es abuso, es violación!" vuelve a las calles de Pamplona y de toda España

Miles de mujeres se concentran en toda España contra la decisión de la Audiencia Provincial de Navarra de dejar en libertad provisional a La Manada.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 15

Concentración en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. (EP)

El grito de "¡No es abuso, es violación!" ha vuelto a escucharse en las calles de varias ciudades españolas. La primera en entonar ese grito de rechazo ha sido la ciudad de Pamplona: miles de personas se han concentrado en plaza Consistorial de la capital navarra este jueves por la tarde en protesta por la decisión de la Audiencia Provincial de Navarra de dejar en libertad bajo fianza de 6.000 euros a los cinco condenados de La Manada.

"Somos mujeres: no vamos a parar" se leía en la pancarta de grandes dimensiones que ha sido desplegada en la plaza, en la que se han congregado unas tres mil personas, según la Policía Municipal, pese a que el espacio ha quedado reducido por el escenario colocado en ella con motivo de un concierto.

Junto a esa pancarta los asistentes han exhibido otra con el lema "No es abuso, es agresión, nosotras te creemos", mientras coreaban consignas como "esta justicia es una mierda", "No es no, lo demás es violación", "¡Macho violador, al triturador!", "Hermana, yo sí te creo", "¡Gora borroka feminista!" (viva la lucha feminista) o "¡Basta ya de justicia patriarcal!".

Representantes del Gobierno de Navarra y del Ayuntamiento de Pamplona, instituciones personadas en el caso como acusaciones populares, y de diferentes partidos políticos se han sumado a la protesta convocada a través de las redes sociales por el movimiento feminista.

Una representante de este colectivo ha leído un comunicado en el que ha asegurado que esta decisión "refuerza" su "enfado" y "rechazo al sistema judicial, que es una herramienta más que reproduce el heteropatriarcado".

Finalmente ha exigido "apuestas institucionales y medidas valientes y el compromiso de todos los agentes políticos y sociales".

Aunque inicialmente se había convocado una concentración, finalmente parte de los asistentes se han dirigido en manifestación hacia la Audiencia Provincial de Navarra, donde han dado una vuelta alrededor del edificio, mientras han continuado coreando sus gritos de protesta.

Las mujeres vascas se movilizan

Miles de personas, la mayoría mujeres, también se han manifiestado en las principales ciudades vascas. En Bilbao, la concentración se ha realizado en la plaza Unamuno, en el Casco Viejo, con numerosas banderolas moradas y una pancarta con los lemas "Solo sí es sí" y "No a la cultura de la violación". En San Sebastián se ha celebrado una manifestación que se ha dirigido hasta los juzgados de la ciudad. En Vitoria la concentración se ha realizado en la plaza de la Virgen Blanca, con miles de personas como en las otras dos capitales. Así mismo se ha celebrado actos similares en muchos pueblos y localidades de todo Euskadi.

Concentración en Barcelona

También han superado ampliamente el millar las mujeres se han concentrado en la plaza Sant Jaume de Barcelona en un acto que ha contado las concejalas del Ayuntamiento de Barcelona Laura Pérez (responsable de Feminismos y LGTBI) y de Gala Pin (de Ciutat Vella). El colectivo Novembre Feminista de Ca la Dona ha reclamado en una pancarta que "ante la injusticia patriarcal, autodefensa feminista", y ha denunciado que "hay que cambiar esta justicia que no defiende nunca los intereses de las mujeres".

Galicia clama contra a la "justicia patriarcal"

Varias localidades gallegas han acogido este jueves concentraciones de protesta y repulsa convocadas de manera espontánea y a través de las redes sociales contra la decisión de la Audiencia de Navarra . 

Clamando contra la "justicia patriarcal" y contra la "justicia machista", miles de personas, sobre todo mujeres, han vuelto a salir a las calles de Galicia esta jornada, en una semana que, además, coincide con la que ha registrado la primera víctima mortal por violencia de género en la comunidad.

En Santiago, la concentración arrancó en torno a las 21.00 horas en la Praza 8 de Marzo, mientras que en Pontevedra se produjo la movilización a partir de las 20.30 horas, frente a la Audiencia de Pontevedra, que se sitúa, además, enfrente de la sede provincial del PP, por lo que es un punto habitual de concentraciones.