Público
Público

La Guardia Civil archiva la denuncia por acoso de la agente expedientada que se ausentó por ir a ponerse una compresa

La afectada pidió que se activase el protocolo de acoso laboral contra el teniente que le sancionó, pero la Benemérita ha decidido hacer oídos sordos. Una decisión contra la que no caben más recursos. 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

Imagen de archivo de la Guardia Civil. EFE/Laurent Dominique

La Guardia Civil ha archivado la denuncia de la agente expedientada por ausentarse para ir a ponerse una compresa. Ella, que fue sancionada por su jefe, pidió que se abriera el protocolo de acoso laboral. Una petición a la que la Benemérita ha decidido hacer oídos sordos y contra la que no cabe recurso alguno.

La resolución de archivo ha sido dictada por el jefe de la comandancia en la que teniente y agente están destinados, tal y como ha adelantado el diario El País

Los hechos ocurrieron el pasado 8 de marzo, cuando la agente se ausentó durante 10 minutos para acudir al baño. Le había bajado la regla inesperadamente y, ante la urgencia, no comunicó que abandonaría su puesto momentáneamente. 

A su vuelta, su teniente le recriminó a gritos su conducta y le abrió un expediente. Tras hacerse pública la polémica, el instituto armado justificó su acción: la sanción se debía a la ausencia injustificada y no al hecho de que fuese al baño a ponerse una compresa. Además, añadían, estando en alerta antiterrorista

Sus explicaciones no fueron suficientes. La agente sancionada consideró acoso laboral la actitud de su teniente y pidió que así se considerara en el Cuerpo. Pero su denuncia ha sido archivada y sin posibilidad de recurso alguno.