Publicado: 20.09.2016 12:27 |Actualizado: 20.09.2016 13:54

La Guardia Civil encuentra una bola que podría llevar veneno en la reserva valenciana de bisontes

Los cinco animales envenenados se encuentran estables. Los responsables del centro dudan que se puedan encontrar pruebas sobre las causas de la decapitación de uno de los ejemplares, que murió entre el martes y el viernes de la semana pasada.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ejemplares de bisonte europeo. EFE

Ejemplares de bisonte europeo. EFE

VALENCIA.- Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil que se han hecho cargo de la investigación sobre el bisonte hallado muerto y decapitado en la reserva de Valdeserrillas (Benagéber, Valencia) han hallado una bola que podría llevar veneno y que podría ser la causa de la enfermedad de la manada.

Así lo ha anunciado el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, que ha relatado que en la reserva había nueve bisontes y uno de ellos apareció el viernes "decapitado y en un avanzado estado de descomposición". Cerca de este animal había otros cinco, ha explicado Moragues, y quedan otros tres que están en paradero desconocido y se están "intentando localizar".



El Seprona investiga ahora una bola hallada en los alrededores de la finca que "posiblemente podía tener veneno", y una de las líneas de investigación que se está desarrollando es "que hubiesen sido objeto de envenenamiento".

Además, los agentes están tratando de encontrar a los ejemplares desaparecidos y de esclarecer, en palabras del delegado del Gobierno, los "orígenes y causas" del suceso.

Para ello, están inspeccionando las fincas colindantes y hablando con agricultores y propietarios de los terrenos cercanos a la reserva, si bien Moragues ha resaltado que Valdeserrillas es una finca "vallada y acotada". 

La prioridad es "mantenerlos vivos"

Por su parte, los responsables de la reserva de Valdeserrillas han señalado que los cinco bisontes de la manada presuntamente envenenados han mejorado durante la mañana de este martes y ya se encuentran estables. El gerente y director técnico del centro, Carlos Álamo, ha explicado que se encuentran "mejor" y "estables", y ha añadido que su prioridad es "que coman y beban" y, sobre todo, "mantenerlos vivos".

El equipo de la reserva de Benagéber se encuentra a la espera de la investigación de la Policía autonómica y del Seprona. Asimismo, se ha desplazado hasta la reserva un veterinario de caza y pesca de la Conselleria de Sanidad para practicar una necropsia al bisonte hallado muerto, si bien Álamo duda de que se puedan encontrar pruebas, dado que el animal murió entre el martes y el viernes de la semana pasada.