Público
Público

Hacinados 23 pacientes en una sala por el colapso del Hospital Ramón y Cajal de Madrid 

Con la llegada del verano la plantilla ha sido reducida por las vacaciones y no ha habido contrataciones para suplir la falta de trabajadores. Los turnos de celadores, enfermeros y el servicio de cocina han sido aumentados hasta el punto de "pasar diez días sin librar".

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:

Sala de preingreso en la que se alojó a las 23 personas

El colapso del Hospital Ramón y Cajal de Madrid se ha hecho visible de nuevo con el hacinamiento de 23 personas en una zona de preingreso sin ventana y con tan solo dos baños disponibles. Paralelamente, al menos 82 camas se encontraban sin ocupar en el centro hospitalario. 

Según han explicado fuentes del Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad (MATS), con la llegada del verano la plantilla ha sido reducida por las vacaciones y no ha habido contrataciones para suplir la falta de trabajadores. El jueves, cuando tuvo lugar el colapso, se cubrieron todas las camas de la sala de preingreso de tal forma que no se pudo cerrar la planta cuyo cierre estaba previsto para el día 15 de julio.

Por el colapso, los enfermeros pueden llegar a "pasar diez días sin librar", mientras que los turnos de celadores y servicio de cocina han sido aumentados hasta los siete días consecutivos. Se pide a los trabajadores que renuncien a sus "libranzas para poder ofrecer servicios mínimos", lo cual supone un agotamiento físico y mental muy elevado en la plantilla, explica Carmen Romero del MATS. 

"El tema recortes pone en riesgo la salud de los trabajadores y afecta a los pacientes", las libranzas se están dando con un margen de tiempo muy escaso. "Queremos dar un buen servicio pero la situación actual afecta mucho a la calidad", sostiene Romero, que reconoce que "este año ha habido más contratación que el pasado", así como más camas disponibles, aunque lamenta que "ambas cosas son insuficientes para cubrir las necesidades de la población que a la que este hospital da cobertura".

Marea Blanca "contra los recortes y la caridad"

La Marea Blanca ha convocado para el próximo domingo 16 de julio una "demostración" ciudadana en defensa de una Sanidad Pública, Universal y de Calidad con el lema de "Calidad , no Caridad". Con caridad, se hace referencia a la donación de  46,5 millones de euros por parte de Amancio Ortega para equipos tecnológicos para el tratamiento del cáncer en la Comunidad de Madrid. 

Además, la protesta también recalca la reducción de camas con la llegada del verano y alegan que "que de las que se cierran cada año, hay una cantidad que no se vuelven a abrir; hay aún menos personal y mayores problemas en las urgencias".

La organización subraya que según lo dispuesto por la Unión Europea la relación entre camas y habitantes debería ser de 5.21/1000 mientras que en España sólo dispone de 3 camas/1.000 habitantes. Un número que sigue descendiendo. 

No es la primera vez que se alerta de la precaria situación del hospital.