Publicado: 22.09.2016 18:16 |Actualizado: 22.09.2016 18:19

Un hacker roba a Yahoo más de 200 millones de cuentas de usuario

La compañía aseguró ser consciente de lo ocurrido pero no tomó ninguna medida ni pidió a sus usuarios que cambiasen las credenciales de acceso.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Un logo de Yahoo situado en el tejado del edificio de oficinas de la empresa en Nueva York. REUTERS/Brendan McDermid

Un logo de Yahoo situado en el tejado del edificio de oficinas de la empresa en Nueva York. REUTERS/Brendan McDermid

MADRD.- Yahoo sufrió un 'hackeo' durante el mes de agosto por el que se suponía que habían sido robadas más de 200 millones de cuentas de usuario. Al parecer, la situación es mucho mayor de la esperada y la compañía confirmará en los próximos días el ataque, que se trata de uno de los peores 'hackeos' de la historia.    



Según adelanta el medio Recode, Yahoo dará a conocer esta semana más información sobre el hackeo sufrido por la compañía, según fuentes consultadas por el medio. La noticia se dio a conocer el pasado mes de agosto, cuando un hacker llamado 'Peace' aseguró que estaba vendiendo en la 'dark web' más de 200 millones de cuentas de usuarios del servicio, por más de 1.800 dólares.    

Yahoo aseguró entonces ser consciente de lo ocurrido, sin dar más explicaciones, pero no tomó ninguna medida ni pidió a sus usuarios que cambiasen las credenciales de acceso, una de las recomendaciones habituales de las compañías en caso de ataque. Ahora, se espera que la empresa confirme el ataque que parece ser peor de lo que inicialmente se había previsto, según cuenta Recode.   

El hackeo llega en un momento en el que Verizon pretende comprar Yahoo por 4.830 millones de dólares y, estando casi cerrado el movimiento, la violación masiva de datos puede ser un punto negativo en el acuerdo y Verizon podría pedir una rebaja final del precio.

Además, ya hay una investigación abierta por parte del Gobierno de Estados Unidos, lo que convierte el ataque en una violación grave de datos donde han podido salir a la luz nombres de usuarios, contraseñas desencriptadas o información personal, como lugares de residencia, teléfonos o fechas de nacimiento.