Publicado: 18.07.2016 10:15 |Actualizado: 18.07.2016 10:15

El 5% del PIB mundial se destina a paliar los efectos del hambre y la malnutrición

Esta cifra aumenta a un 10% en África y America Latina por las desigualdades económicas y políticas, según datos de la FAO. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Juan García Cebolla en los Cursos de Verano de la Complutense este martes

Juan García Cebolla en los Cursos de Verano de la Complutense este martes

El 5% del Producto Interior Bruto mundial se destina a paliar los efectos que producen el hambre y la malnutrición, según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Juan García Cebolla, miembro de esta organización ha asegurado además que esta cifra sube al 10% en África y Latinoamerica por las desigualdades económicas, políticas y culturales que tienen estas zonas.

Los datos se han presentado en una conferencia a la que la reina Letizia ha asistido como embajadora especial de la organización en los Cursos de Verano de la Complutense. En ella, Juan García ha pedido que se deje de ver el hambre como un problema económico.



"El hambre, la desnutrición, el calentamiento global es un problema político", ha afirmado. Explicación que la reina Letizia ha apoyado. "El problema es político, pero falta ver que papel juegan las industrias farmacológica y agroalimentaria", ha expresado en su única intervención durante la ronda de preguntas.

En este sentido, Cebolla ha avisado de que "hay que tener en cuenta cuál es el efecto de estos problemas nutricionales para no tener que ir después a recoger los heridos que causó un programa que buscaba un enfoque erróneo".

Sin embargo, las consecuencias de haber tenido desnutrición todavía siguen presentes. "Haber padecido desnutrición es la base de la obesidad" ha afirmado el miembro de la FAO. Según un estudio de esta organización, hijos o nietos de personas que han padecido malnutrición o desnutrición tienen más probabilidades de sufrir enfermedades como la obesidad o la diabetes.

De esta forma, el Responsable del equipo de Derecho de la FAO ha insistido en que el problema no se encuentra en la falta de alimentos, sino en la falta de voluntad. "Todos los países están obligados a cumplir los tratados de la ONU sobre Derechos Humanos, otra cosa es que lo ignoren" ha criticado.