Publicado: 05.07.2015 17:00 |Actualizado: 05.07.2015 17:01

¿Qué haría un hipster en Madrid?

El Mercado de Motores de productos artesanos o la Azotea del Círculo de Bellas Artes con zona chill out son dos buenas alternativas para disfrutar del verano en la capital.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Mercado de Motores de Madrid / Archivo

Mercado de Motores de Madrid / Archivo

MADRID.- Este domingo se acaba MADO, la fiesta del Orgullo 2015, y se puede llegar a la conclusión de que con ella desaparecen los buenos planes en la capital; nada más lejos de la realidad. Las personas que van a pasar el verano en Madrid, con las altas temperaturas veraniegas, podrán disfrutar de diferentes actividades culturales y de ocio a las que acudir y en las que podrán encontrarse a hipsters y modernos de la capital.

Ejemplo de ello es el Mercado de Motores, un espacio reinventado al más puro estilo anglosajón que se aloja en el Museo del Ferrocarril. En su interior, los trenes del siglo XX forman parte del encanto del lugar, ambientando un mercado artesanal y vintage que recuerda bastante a ciertos rincones del londinense Candem Town. Para combatir el calor, en la zona exterior hay multitud de puestos de bebida y comida de la que se puede disfrutar en sillones y tumbonas mientras suena música en directo. Una cita con la moda y los productos exclusivos que se celebra el segundo fin de semana del mes.

Para disfrutar de unas buenas vistas del centro de la capital tan sólo hay que pagar 4 euros. Se trata de la Azotea del Círculo de Bellas Artes, una terraza con zona chill out en la que disfrutar de un cóctel mientras se ve el tráfico y los transeúntes a lo largo de toda la calle Gran Vía de Madrid hasta casi la puerta de Alcalá.



Para los más 'culturetas'

Por otro lado, los Veranos de la Villa, del 1 de julio al 30 de agosto, son la recomendación perfecta para aquellos que quieren disfrutar de planes especialmente culturales. Una gran oferta de danza, ballet, flamenco, zarzuela, conciertos y teatro musical, donde artistas nacionales e internacionales actuarán en los espacios más emblemáticos de la ciudad.

Para los amantes de la gran pantalla, Fescinal es el cine de verano al aire libre que todo el mundo recuerda cuando era niño. La estructura de las proyecciones es de "doble programa doble": dos pantallas que ofrecen diariamente dos películas cada una en sesión continua. En el Parque de la Bombilla, cuenta con todo tipo de comodidades, aparte de sesiones en versión original para los más hipsters. Entre el jueves 25 de julio y el martes 15 de septiembre.

Azotea del Círculo de Bellas Artes de Madrid  / Archivo

Azotea del Círculo de Bellas Artes de Madrid / Archivo

No obstante, los ciclos de cine de la Terraza de La Casa Encendida también son una buena opción para los más culturetas. Ya son varios veranos en los que la terraza cobra vida en verano con apuestas cinematográficas y musicales diferentes, atractivas y muy interesantes. Además de estar al aire libre, cuanta con una estupenda cafetería con helados arriba.

En Madrid sí hay playa

La Playa de Madrid Río el sueño de todo madrileño. Se trata de una la playa urbana situada en Madrid Río, que aunque solo sea para refrescarse y cuente con poca profundidad, no está nada mal.

Mucho más natural es el entorno de las piscinas naturales de Rascafría, aunque se encuentren en la sierra de Madrid. Con una temperatura mucho más inferior que la que hay en la capital, dispone zonas verdes y un paisaje totalmente salvaje.

Fiestas y verbenas

La historia de Madrid no se entiende sin sus verbenas, sin las fiestas de La Paloma, San Lorenzo y San Cayetano que este año, que amenizan las noches de la primera quincena de agosto en el barrio de La Latina.

Además, el llamado Madrid de los Austrias, es también una opción perfecta para conocer la historia de la capital y recorrer los comercios y bares que hay desde el Teatro Real hasta la chocolatería San Ginés.