Público
Público

Pablo Hasel Hasel pide su absolución por los vínculos de los jueces Espejel y Poveda con Guardia Civil y Falange

El rapero también argumenta ante la sala de apelaciones de la Audiencia Nacional que sus ataques contra la Corona no constituyen un delito de injurias porque se tratan de hechos probados. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 11

Pablo Hasel, en un acto contra la censura celebrado en Sabadell. (EFE)

El rapero Pablo Hasel considera que se le debe revocar la condena de dos años años y un día que le impuso la Audiencia Nacional por dos motivos. Por un lado, alega que sus duras críticas a la Corona y a las Fuerzas de Seguridad del Estado no constituyen delitos de injurias porque están basadas en hechos y opiniones de "público conocimiento" como la supuesta implicación del rey Juan Carlos I en el golpe de Estado del 23 F. Por otro, que los magistrados Concepción Espejel y Nicolás Poveda carecen de "la objetividad necesaria" para juzgarle por sus vínculos con la Guardia Civil y con la Falange Española Independiente, respectivamente. 

Estos son los dos argumentos principales que contiene el recurso de apelación que el rapero ha presentado ante la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional. Hasel fue condenado el pasado mes de marzo a dos años y un día de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo (con la agravante de reincidencia debido a que ya había sido condenado en firme 2015 por el Supremo) por 64 mensajes publicados en Twiter y una canción en Youtube sobre el monarca emérito. Además, también debe pagar multas por valor de 24.300 euros por injurias a la Corona y a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado que, en caso de impago, supondrían un aumento de la condena.  En total, el rapero puede alcanzar la pena de cinco años de prisión entre las dos condenas. 

Hasel considera que la sentencia debe ser revocada ya que dos de los tres miembros del tribunal que le condenó deberían haberse abstenido

Sin embargo, Hasel considera que la sentencia debe ser revocada ya que dos de los tres miembros del tribunal de la Audiencia Nacional que le condenó deberían haberse abstenido. Por una parte, denuncian que la magistrada Concepción Espejel está casa con un coronel de la Guardia Civil, tal y como denunció la defensa de los jóvenes de Alsasua, que pidió la recusación de la magistrado por este motivo. 

"Lisa y llanamente, la Magistrada ponente no guarda la debida imparcialidad para juzgar hechos que, según la sentencia, versan sobre manifestaciones calumniosas o injuriosas contra las Fuerzas de Seguridad", dice el escrito, que recuerda también, apoyándose en una noticia de este periódico, que la magistrada ha sido condecorada tanto por el propio Instituto Armado como por el Cuerpo Nacional de Policía.

Asimismo, Pablo Hasel recuerda que el magistrado Nicolás Poveda "fue candidato hasta en dos ocasiones [1977 y 1979] por una de las escisiones del antiguo partido único, la Falange Española Independiente". "El artista Pablo Hasel se identifica públicamente en sus canciones como comunista y antifascista, es decir, en sentido diametralmente opuesto al pensamiento falangista del magistrado referido, aspecto este último que en otros países de Europa involucraría incluso la inhabilitación para el ejercicio de la magistradura", señala el escrito. 

'Exceptio veritatis'

El otro argumento principal del rapero en su escrito de acusación es el mismo que ya defendió durante su juicio ante el tribunal de la Audiencia Nacional: el excetpio veritatis. Es decir, las críticas a Corona y Fuerzas de Seguridad no constituyen un delito de injurias porque están basadas en la realidad. Así, el escrito señala que hay informaciones y argumentos suficientes para sostener que el monarca Juan Carlos I ha despilfarrado dinero público "en juergas o amantes" o "yendo de caza"; que se ha enriquecido con la venta de armas; o que tuvo una implicación personal en el golpe de Estado del 23-F.

Asimismo, el escrito de apelación utiliza el mismo argumento para sostener que Hasel no cometió el delito de injurias contra los Cuerpos Y Fuerzas de Seguridad del Estado por el que fue condenado. De hecho, el escrito acusa a los jueces de no realizar ni "el más mínimo esfuerzo en atender a la veracidad de las manifestaciones realizadas" por el rapero. 

"La Sentencia [de la Audiencia Nacional] no ha hecho ni el más mínimo esfuerzo en acreditar qué riesgo ha supuesto para el Estado o la población los mensajes publicados por Pablo Hasel, aproximándose la resolución a una censura de sus ideas más que a un acto protector de la población. Todas las referencias que D. Pablo [Hasel] hace y que el Tribunal incardina en el delito de enaltecimiento son referencias en abstracto a la lucha o a la movilización general, sin que haya en la Sentencia o incluso en la instrucción de la causa el más mínimo acervo probatorio", prosigue la apelación que solicita "la libre absolución" del rapero.