Publicado: 31.12.2015 18:50 |Actualizado: 31.12.2015 18:50

La Hepatitis C, la gran crisis sanitaria del 2015​

Las asociaciones de defensa de la sanidad pública hacen balance y piden al nuevo gobierno que invierta más y elimine las privatizaciones de los centros de salud.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Cabeza de una manifestacion convocada por La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C. EFE

Cabeza de una manifestacion convocada por La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C. EFE

MADRID.- La crisis de la Hepatitis C, en la que miles de afectados se quedaron sin acceso al tratamiento necesario, ha marcado la agenda sanitaria del 2015. Pero no fue la única: la apertura del nuevo hospital de Vigo y los habituales recortes también sacaron a la calle a las mareas blancas de toda España.

Así lo expresa la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) que ha hecho balance del año y ha instado al nuevo gobierno -aún desconocido tras la pluraridad salida de las urnas el pasado 20-D- a invertir en salud y eliminar las privatizaciones ya realizadas de algunos centros sanitarios. 



En general, los aspectos negativos señalados por la Fadsp tienen que ver con las actuaciones del Ministerio de Sanidad que ahora dirige Alfonso Alonso y al que tildan de "foco de incompetencia" por "favorecer políticas de recortes y privatizaciones, que tienen que ver con la gestión de la hepatitis C, el mantenimiento del RDL 16/2012 y sus exclusiones [el decretazo de Mato que impuso el copago farmacéutico también para los jubilados y excluyó a los inmigrantes irregulares de la sanidad pública], la imposición de techos de gasto a las CCAA que estas trasladaban a los presupuestos sanitarios".

También lo critican por "la ausencia de diálogo social y profesional y que han acabado con el esperpento de la aprobación del Real Decreto sobre prescripción enfermera que limita de manera intolerable la autonomía de un colectivo profesional que precisamente en este momento tiene una titulación de grado universitario", señala el comunicado de la Fadsp, que incluye "la apertura del nuevo hospital de Vigo (modelo PFI, es decir, de gestión público-privada) que ha desvelado el fracaso económico, social y sanitario de estas formulas privatizadoras.

Del otro lado, entre las cuestiones positivas del año las asociaciones pro-sanidad pública destacan los cambios de gobierno Aragón, Valencia, Castilla la Mancha, Extremadura, Baleares, Cantabria y Navarra, "que han supuesto un freno en la deriva privatizadora" de estas comunidades y el asumir la cobertura de las personas que se encuentran en nuestro país sin regularización administrativa".

Por último, entre los retos para 2016 la Fadsp señala "el desarrollo de los presupuestos para 2016 y su capacidad para recuperar los recortes que ha sufrido el sistema sanitario público en los últimos años". Por eso, consideran que el futuro Ejecutivo central tiene que "dar un giro de 180 grados a la política sanitaria" y que esta debe basarse en cuatro pilares fundamentales: una financiación suficiente que ponga fin a los recortes; la eliminación de los copagos; la derogación del decreto de 2012 que recortó la sanidad pública; y revocar las privatizaciones de centros de salud e impedir que se produzcan otras nuevas.

"Sólo así lograremos que nuestro sistema sanitario público vuelva a ser un ejemplo a nivel internacional y garantice una atención sanitaria de calidad a toda la población", concluye la Fadsp.