Publicado: 12.01.2016 19:46 |Actualizado: 12.01.2016 19:46

Un informe denuncia abusos a menores en el coro dirigido por el hermano del Papa Benedicto

Un abogado asegura que, al menos uno de cada tres menores del coro de la catedral de Ratisbona, durante los años en los que Georg Ratzinger fue director, sufrió maltratos físicos y abusos sexuales. El hermano del Papa emérito ha calificado este informe de "locura".

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4
Comentarios:
Georg Ratzinger y su hermano, el Papa emérito Benedicto XVI

Georg Ratzinger y su hermano, el Papa emérito Benedicto XVI

BERLÍN.- Georg Ratzinger, hermano del papa emérito Benedicto XVI y exdirector del coro de la catedral de Ratisbona, en el sur de Alemania, tachó hoy de "locura" el informe que señala que al menos 231 niños de esa institución fueron golpeados y maltratados por maestros o sacerdotes entre 1953 y 1992.

En declaraciones a la cadena Bayerischen Rundfunk después de que la semana pasada se presentara el informe provisional encargado por el obispado, que denuncia que decenas de esos niños sufrieron abusos sexuales, Ratzinger afirmó que para él "el tema está cerrado".



"Esta campaña es para mi una locura. Es simplemente una locura cómo se quiere investigar cuántas bofetadas se dieron hace cuarenta años en nuestra casa y en otros sitios", dijo Ratzinger a la emisora tras regresar de visitar en Roma a su hermano Josef.

Georg Ratzinger, que tiene 91 años, fue director del coro de la catedral de Ratisbona entre 1964 y 1994.

El abogado que presentó el pasado viernes el informe con los resultados provisionales de la investigación que le encargó el obispo, Ulrich Weber, señaló hoy que desde entonces una veintena de antiguos escolares se han puesto en contacto con él para narrarle los abusos de los que fueron víctimas.

Weber ya había avanzado que el número real sería mucho mayor del consignado en el informe y señaló que, probablemente, uno de cada tres escolares fue víctima de maltrato físico, entre 600 y 700 niños.

El abogado, dio por hecho que Georg Ratzinger tuvo que tener conocimiento de los abusos que se producían en la escuela.

Cuando en 2010 salieron a la luz los abusos en el coro de la catedral de Ratisbona, Ratzinger aseguró que nunca tuvo conocimiento de abusos sexuales aunque reconoció que hasta finales de los años setenta 70 también repartió "algún sopapo" entre los chavales.